Definición ABC » General » Inmueble

+

Definición de Inmueble

El inmueble es un bien, considerado como bien raíz, como consecuencia que se encuentra estrechamente ligado al suelo o terreno en el cual se halla, de modo que resultará imposible de separar tanto en lo físico como en lo jurídico.

Bien inmóvil que dispone de un arraigo especial al suelo: parcelas urbanizadas, casas, departamentos…

Son ejemplos de inmuebles, las parcelas urbanizadas o no, las casas, las naves industriales, las fincas, los departamentos.
Es decir, el inmueble es un bien inmóvil al cual no se lo podrá trasladar de ninguna manera o separarlo del suelo sin que ello no ocasione perjuicios y daños al mismo, ya sea porque forma parte del terreno o porque se encuentra anclado en él.

Los bienes inmuebles, como ser las casas o departamentos, tienen como destino corriente la vivienda de familias, y la de oficinas comerciales en las que las compañías desarrollan sus negocios.

Por supuesto que dependiendo del destino que ostenten, el bien inmueble, tendrá unas características especiales, por ejemplo, los bienes inmuebles de oficinas suelen ser plantas libres, sin divisiones, mientras que los destinados a viviendas disponen de sectorizaciones y divisiones: cocina, living, habitaciones, entre otros.

Normalmente, los bienes inmuebles se encuentran inscriptos en un registro especial denominado como Registro de la Propiedad Horizontal, situación que le atribuye una mayor protección a los propietarios de los mismos.

Cuando una persona adquiere un bien inmueble deberá abonar su precio al vendedor o al constructor del mismo, se firmará un documento público denominado como escritura, con la intervención de un escribano público que dará fe del hecho, y que será el que le otorgará la validez de la propiedad a su dueño.

Objetos de hipotecas y de rentas

También son bienes que pueden ser objetos de hipotecas, en caso que sus dueños los empleen como garantía para asegurar el cumplimiento de una obligación contraída, por ejemplo para acceder a un crédito de un banco; la entidad financiera tomará el inmueble como garantía de pago de ese crédito que entrega al cliente. Si este no cumple con las obligaciones del acuerdo perderá esa garantía, o sea el inmueble.

También los bienes inmuebles son plausibles de ser rentados por sus propietarios y así obtener una rentabilidad de los mismos.

Muchísima gente alrededor del mundo que dispone de ahorros, en lugar de invertirlos en alternativas financieras o bursátiles, deciden invertirlos en la compra de una casa o de un departamento que luego pondrán en alquiler para poder percibir una renta mensual, si es que realizan un contrato de alquiler típico y tradicional de dos o tres años.

Por otra parte, en la actualidad, es común que los departamentos comprados como inversión se alquilen de modo temporario, seis meses por ejemplo, ya que el monto de alquiler es más redituable.

La elección de este tipo de inversión tiene que ver con la seguridad que propone, más allá que la rentabilidad pueda no superar otras alternativas de los campos financiero o bursátil. Porque el departamento, la casa, está ahí es tangible, seguro, y el propietario decide cuando alquilarlo, cuando venderlo, mientras tanto, otro tipo de inversión puede ser más riesgosa, aunque claro ofrezca mejores beneficios económicos.

Impuestos que los gravan

En el derecho tributario o derecho fiscal, que es la rama del derecho público que establece las normas a partir de las cuales el estado ejerce su poder tributario con la misión de obtener ingresos por parte de los particulares que sirvan para cubrir los gastos públicos, los bienes inmuebles son plausibles de varios impuestos, como ser: impuesto sobre bienes inmuebles, impuesto sobre la renta, impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana e impuesto sobre el patrimonio.

Clases de bienes inmuebles

Existen diferentes tipos de bienes inmuebles tales como: bienes inmuebles por naturaleza (suelo y subsuelo), bienes inmuebles por incorporación (construcciones), bienes inmuebles por destino (al inmueble se le unen elementos que lo favorecen), bienes inmuebles por analogía (concesiones hipotecarias), bienes inmuebles por accesión (puertas, ventanas, entrada a cocheras), bienes inmuebles por representación (la escritura que otorga la titularidad del bien).

Por el contrario, los bienes muebles son aquellos que sí pueden trasladarse de un lugar a otro conservando su integridad; algunos ejemplos de este tipo de bien son automóviles, motocicletas, embarcaciones, aviones, entre otros.

Normalmente, los bienes inmuebles son más costosos que los bienes muebles.

 
 
 
Temas en Inmueble
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49145 fans
  • Twitter
    2281
  • Google
    405
  •