General » Inclusión Social

Definición de Inclusión Social

Definición conceptual

Pensamiento y tendencia sociocultural de alcance político conforme la integración de los miembros de la sociedad que por alguna condición particular fueran excluidos o rechazados por el sistema, marco en el cual se trabajan prácticas de reeducación y regulaciones específicas.

Lilén Gomez | Abr. 2022
Profesora en Filosofía

La inclusión como respuesta a la exclusión social

Para comprender el concepto de inclusión social, es preciso ubicarlo como un modo de dar respuesta a una situación de exclusión. Cuando se hace referencia a contextos de exclusión social, no solamente se busca dar cuenta de escenarios de desigualdad económica, sino también de una profunda ruptura del lazo social que se ve reflejada en la imposibilidad sistemática —y cada vez más aguda— del acceso al mercado laboral y a los derechos civiles (vivienda, salud, educación, cultura, además del trabajo). Es decir, consiste en un tipo de relación social de carácter estructural —no circunstancial—, que deviene en la estigmatización de un determinado grupo cuya vida es precarizada en múltiples dimensiones.

La exclusión social se trata de una noción que ha sido acuñada luego de la Segunda Guerra Mundial, pero que ha tomado mayor relevancia a partir de la década de 1970, con el auge de los modelos de Estados neoliberales a lo largo del planeta.

La inclusión como integración

La noción de integración ha sido pensada desde la sociología norteamericana como un indicador, de acuerdo con diversas variables, de los niveles de inclusión y exclusión social. La integración se mide en función de la relación entre los grupos sociales y la institucionalidad. Así, la integración cultural está dada por la coincidencia entre las normas institucionalizadas de la sociedad y las conductas que siguen los miembros de un determinado grupo; la integración normativa se produce cuando las personas ejecutan roles de acuerdo con dichas normativas institucionales; la integración comunicativa está determinada por un sentido común compartido al interior del grupo social; y la integración funcional ocurre cuando existe cierta armonía en la división del trabajo.

El problema que conlleva esta noción consiste en que la exclusión, desde este enfoque, tiende a identificarse con la desviación respecto de las normas institucionalizadas, de modo que obtura la posibilidad del conflicto en tanto que motor de transformaciones sociales. En este sentido, no permite que las relaciones sociales por las que éstos son excluidos se modifiquen, sino que apunta a que los grupos caracterizados como “desviados” se subordinen a la norma establecida, como forma de inclusión.

La inclusión como posibilidad de realización personal

Otra forma de respuesta a la exclusión que ha sido propuesta es la de garantizar la inclusión en términos de un bienestar que permita a los individuos su realización personal dentro de los sistemas sociales a los que pertenecen. El concepto de exclusión que se halla a la base de esta concepción supone que la exclusión radica en un obstáculo para que los individuos alcancen sus aspiraciones. El problema que conlleva esta alternativa es que parte de la premisa ética de que los individuos que no ocupan una cierta posición deberían hacerlo; de modo que la responsabilidad recae sobre aquellos, antes que sobre la condición social o estructural que configura el acceso a dicha posición.

Políticas de inclusión no orientadas a la adaptación

En la medida en que las políticas de inclusión no impliquen una transformación estructural, resulta difícil que alcancen a modificar un escenario de exclusión social. Desde esta perspectiva, la participación de los grupos sociales excluidos en el diseño de políticas de inclusión resulta decisiva para que éstas no se limiten meramente a un mandato de adaptación a las estructuras dadas. Para que la inclusión social se lleve a cabo efectivamente, es preciso que se lleve a la práctica desde el respeto por la diversidad de los intereses personales; a su vez, teniendo en cuenta que tales intereses son, también, metas elaboradas socialmente.

La condición de posibilidad de la realización personal, pensada bajo esta perspectiva, es la garantía de los derechos fundamentales de los seres humanos. Al mismo tiempo, no se debe perder de vista que los procesos de inclusión social no ocurren de manera lineal, sino que involucran múltiples aristas, así como dinámicas complejas que pueden llegar a entrar en contradicción (por ejemplo, cuando un mayor acceso a la educación implica, como contrapartida, un menor acceso al empleo).

Referencias bibliográficas

Chuaqui, J., Mally, D., & Parraguez, R. (2016). El concepto de inclusión social. Revista de Ciencias Sociales, (69).

Hopenhayn, M. (2008). Inclusión y exclusión social en la juventud latinoamericana. Pensamiento iberoamericano, (3), 49-71.

 
 
Autora: Lilén Gomez | Sitio: Definición ABC | Título: Inclusión Social | Fecha: Abr. 2022 | URL: https://www.definicionabc.com/general/inclusion-social.php

Profesora en Filosofía, Universidad de Buenos Aires, Argentina. Desempeño en el ámbito de la docencia y la investigación, en áreas de la Filosofía Contemporánea.
 
 
Temas en Inclusión Social
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z