Definición ABC » General » Incienso

+

Definición de Incienso

De algunas plantas, semillas y resinas naturales es posible extraer aromas. Esto es lo que sucede con el incienso, el cual se puede elaborar a partir de la mezcla de diferentes elementos: resinas de madera, gomas vegetales, aceites esenciales, raíces y hojas.

Se presenta en varias modalidades: varillas de bambú, conos, líquidos o grano. Estos elementos son quemados para que desprendan un humo aromático. Así, las esencias de las sustancias empleadas se evaporan y se libera un humo con efectos aromáticos. El recipiente en el que se prepara este aroma es un incensario.

Los antiguos egipcios fueron los primeros en utilizar el incienso

Desde un punto de vista histórico, el aroma de incienso ha sido utilizado por distintas civilizaciones, especialmente en el ámbito religioso. Cada tipo de mezcla tenía una función específica. El uso de este aroma tiene más de cinco mil años de historia.

En el Antiguo Egipto esta sustancia era más valorada que algunos metales. Se empleó originariamente para enmascarar el intenso olor de la carne durante las matanzas y para reducir el olor que desprenden las pieles de animales. También se empleaba en algunos rituales sexuales y amorosos, en el proceso de embalsamamiento, en la cura de enfermedades y en las ceremonias sagradas.

En la Biblia hay varias referencias al incienso

Sabemos que los pueblos paganos la usaban con varios fines: aliviar la sensación de calor, eliminar el mal olor o ahuyentar los malos espíritus. En el episodio del encuentro entre los Reyes Magos y Jesús aparecen tres regalos con un gran valor simbólico: incienso, oro y mirra.

Los aztecas dominaban la elaboración de esta sustancia, pues creían que su aroma potenciaba las capacidades psíquicas y, por otra parte, servía para acompañar las almas de los muertos en su viaje final.

En la actualidad se continua usando en aquellas circunstancias en las que se busca la relajación física y mental, así como en algunas técnicas de meditación o simplemente para que el hogar tenga un aroma agradable.

En el budismo tibetano también se quema incienso

Para quienes practican esta doctrina religiosa el aroma del incienso tiene un significado complejo. Por una parte, ayuda a la purificación en el proceso de meditación.

Por otro lado, el aroma que proporciona es un símbolo del alma humana (el recipiente donde se quema representa al individuo y el humo que desprende simboliza el efecto de nuestras acciones sobre el conjunto del universo).

Por último, se emplea como una ofrenda en los altares de los templos budistas.

Fotos: Fotolia - Monika Wisniewska / Centaur

 
 
 
Temas en Incienso
 

Redes Sociales