General » Halago

Definición de Halago

HalagoEl comportamiento humano es realmente complejo. Prueba de ello es la gran cantidad de conocimientos que, desde distintos puntos de vista, se utilizan para conocerlo. Pensemos en la psicología, la antropología o la pedagogía, ciencias que analizan la conducta desde su propios planteamientos metodológicos.

Si la conducta humana es compleja, es lógico que el lenguaje que describe dicha conducta sea igualmente complejo. Y si nos referimos a las relaciones interpersonales existen numerosos términos que explican algún matiz o tendencia en relación a cómo nos comportamos. Si una persona intenta gustar a los demás y agradarles va a utilizar el halago. Así, el halago es la palabra o conjunto de palabras que empleamos para resultar agradables a las otras personas.

El recurso del halago es muy habitual, constantemente lo empleamos, ya que es positivo ser amable y educado, complacer a los individuos que nos rodean. De todas formas, el halago incorpora una idea que va más allá de la simple amabilidad, porque halagar a alguien quiere decir que lo queremos contentar pero con alguna intención por nuestra parte. Se aprecia, por lo tanto, que el halago es un modo oculto de velar por nuestros intereses. De hecho, al reconocer que nuestro interlocutor hace algo muy bien hecho estamos seduciéndolo y es muy probable que con esa acción pretendamos algo a cambio.

El halago no es desinteresado. Si lo fuera estaríamos hablando de un simple comentario correcto o amable.
Las palabras que utilizamos para reconocer o enfatizar las cualidades de los demás son realmente útiles en el intercambio de información. Utilizamos el halago para conquistar a alguien en el terreno amoroso o para hacerle creer que estamos satisfechos aunque no sea cierto. Esta actitud puede interpretarse como hipócrita. Y, ciertamente, si el halago es totalmente falso o estamos mintiendo al mencionarlo estaríamos siendo hipócritas.

Halagar también puede manifestar una debilidad es nuestra personalidad. Si un individuo recurre al halago con mucha frecuencia porque acepta las propuestas de los otros, sin duda estaríamos hablando de una persona sin criterio propio y que utiliza el halago para no defender sus ideas y su propia opinión.

Recurrir a palabras que halagan no pone de manifiesto que lo hagamos bien o mal. En realidad es un asunto de cantidad y de sinceridad. Si el uso de halagos es permanente y falso, es evidente que no es un comportamiento virtuoso. En cambio, si el halago es utilizado moderadamente y sin exageración, estaríamos siendo personas sociables y comunicativas, que saben empatizar en las relaciones personales.

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: mayo. 2014 | URL: https://www.definicionabc.com/general/halago.php
 
 

Redes Sociales