General » Hacienda

Definición de Hacienda

En términos económico-productivos, la tierra puede ser trabajada y organizada de muy diversas maneras. Una de las formas más comunes en América Latina luego de la conquista y colonización española fue la de la hacienda. Hoy en día, en muchas regiones todavía quedan establecimientos con estas características (algunos en pleno funcionamiento y otros utilizados actualmente como espacios turísticos) que son sin duda alguna la marca de la presencia hispánica en estas regiones.

Cuando hablamos de haciendas debemos hablar de una forma de posesión de la tierra latifundista. Esto significa que una hacienda se componía usualmente de una extensa cantidad de territorios que pertenecían a una sola persona o a una sola familia. Esto tiene que ver con la idea de que al ser conquistada América, los españoles dividieron sus territorios a su gusto, otorgándose cada uno de ellos el derecho de usufructuar grandes porciones de terrenos nativos. Los mismos se ponían en actividad a través de diferentes formas de trabajo aunque en la mayoría de los casos debemos hablar de formas laborales explotadoras tales como la esclavitud, la servidumbre y otras formas creadas por los mismos aborígenes para ordenarse entre sí que luego fueron aceptadas por los españoles (como por ejemplo, la mita, sistema que le otorgaba a una persona personas en préstamo para su actividad y en condición de esclavos o posesiones).

Las haciendas se dedicaban preferentemente al trabajo agrícola, el cual se desarrollaba en sus grandes extensiones de tierra. Tal como sucedía en Europa durante épocas feudales, en la hacienda agrícola americana existían un núcleo central donde se establecían las viviendas del señor o dueño y todas aquellas construcciones referentes a su vida cotidiana (como parroquias, espacios de ocio, etc.) como así también referentes al proceso productivo (molinos, silos, granjas, establos, etc). Las casas de los trabajadores también podían ubicarse en esta área. Obviamente, los edificios destinados a la vivienda del señor y su familia eran los más lujosos y desarrollados.

Debido a su tamaño y a la extensión de tierras disponibles, las haciendas se convirtieron en puntos neurálgicos de toda economía en América Latina y esto tiene que ver con el hecho de que, si bien variaba la producción dependiendo del clima y de las posibilidades de cada región, la cantidad de productos agrícolas y en algunos casos ganaderos que se generaban dentro de una hacienda era sin duda de gran importancia para las economías regionales.

 
 
Autor: Cecilia Bembibre | Sitio: Definición ABC | Fecha: enero. 2012 | URL: https://www.definicionabc.com/general/hacienda.php
 
 

Redes Sociales