Definición ABC » General » Geoplano

+

Definición de Geoplano

La geometría es la disciplina matemática que estudia las figuras en el espacio o en un plano. Si tenemos en cuenta que todo plano tiene dos dimensiones, resulta de gran utilidad disponer de una herramienta que represente dicho plano y que permita explicar las figuras geométricas. Esta herramienta es el geoplano.

En el ámbito de la didáctica de las matemáticas

El geoplano es un instrumento didáctico con un gran potencial para comprender ciertos aspectos de la matemática.

Como su nombre indica, este artilugio está orientado a la enseñanza de la geometría en un plano. Con respecto a sus características, son las siguientes:

1) en un formato liso que puede ser de madera u otro material se trazan dos ejes de coordenadas o ejes cartesianos y

2) a partir de esta división se trazan cuadrículas en toda la estructura del geoplano. Hay que indicar, por otra parte, que el geoplano puede ser isométrico, ortométrico, en forma de cuadrado o de círculo.

¿Qué se puede aprender con un geoplano?

Sus posibilidades son muy amplias. Así, es posible aprender el área de las figuras geométricas, visualizar las tablas de multiplicar, el concepto de línea recta horizontal o vertical, el perímetro de una figura, el volumen, la simetría, las características de las figuras irregulares o la comprensión de las fracciones, entre otras muchas posibilidades.

El atractivo del geoplano se basa en el hecho de que el alumno puede visualizar los conceptos abstractos de la geometría de una forma práctica.

Loa alumnos pueden aprender con un geoplano utilizando estrategias distintas: coloreándolo, haciendo pegatinas sobre las cuadrículas o uniendo gomas elásticas a chinchetas para hacer figuras. En síntesis, es una manera lúdica de trabajar conceptos matemáticos que tradicionalmente son difíciles de entender con un lenguaje teórico.

El mundo de las matemáticas también puede ser muy entretenido para los niños

Divertirse y al mismo tiempo aprender matemáticas es perfectamente posible. El juego del ábaco, el dominó, los acertijos, los mosaicos o algunas canciones son estrategias que permiten amenizar el lenguaje matemático. Los expertos en didáctica sostienen que el juego es la mejor metodología para que los niños se acerquen al conocimiento.

Hay que indicar que existen las llamadas matemáticas manipulativas, una forma de combinar conceptos abstractos con la necesidad que tienen los niños de manosear las cosas. A través de este planteamiento pedagógico los más pequeños descubren que todo lo que les rodea tiene relación con el lenguaje matemático.

Fotos: Fotolia - VectaRay / ifaritovna

 
 
 
Temas en Geoplano
 

Redes Sociales