Definición ABC » General » Gas Natural

+

Definición de Gas Natural

Un recurso muy presente en el hogar

Hoy, en el hogar, el gas natural resulta ser una cuestión fundamental, porque gracias a él podemos cocinar nuestros alimentos, podemos calefaccionar los ambientes de una casa durante el invierno o cuando alguna situación requiera que una habitación debe estar cálida, entre otros usos. Pero seguramente muy pocos nos ponemos a pensar y reflexionamos acerca de la importancia de este recurso, es decir, lo usamos y lo usamos para aportarle confort a nuestra vida y porque estamos acostumbrados a hacerlo, sin embargo, no tomamos en cuenta algunas cuestiones importantes vinculadas a su empleo y por eso en esta reseña las abordaremos.

Fuente de energía no renovable

El Gas Natural es una fuente de energía no renovable, ya que se trata de un gas combustible que proviene de formaciones ecológicas que se encuentra conformado por una mezcla de gases que mayormente suelen encontrarse en yacimientos de petróleo, solo, disuelto o asociado con el mismo petróleo y en depósitos de carbón.

gas natural

Componentes principales

Si bien dependiendo del yacimiento del cual se extrae variará su composición, el metano resulta ser su mayor composición, pudiendo superar este cantidades de entre 90 o 95 %. Pero también, el gas natural suele contener otros gases como ser CO2, Nitrógeno, H2S y Helio, en tanto, son estos componentes los que hacen que el uso del gas natural sea altamente contaminante.

Cómo es su obtención

Además de cómo mencionamos se obtiene en yacimientos fósiles, el gas natural puede obtenerse a través de la descomposición de restos orgánicos, como ser basurales, vegetales o hasta gas de pantanos. Las plantas de tratamiento que se ocupan de estos restos, como por ejemplo las plantas procesadoras de basura, son entonces las que se ocuparán de producir al tipo proveniente de la mencionada descomposición y que lleva la denominación de Biogás.

En el caso que las reservas de gas se encuentren en lugares muy apartados y alejados donde no resultaría para nada rentable la construcción de gasoductos para llevar el gas tanto a los hogares como a las industrias, la alternativa es procesarlo para entonces convertirlo en Gas Natural Licuado (GNL), porque de esta manera, en forma líquida, resultará mucho más fácil y simple su transporte. El Gas Natural Licuado suele transportarse a 161°c porque la licuefacción puede reducir el volumen de gas hasta 600 veces.

Como combustible. Económico y rendidor

Por otra parte, el gas natural almacenado a instancias de altas presiones, entre 200 y 250 bares, se transformará en Gas Natural Comprimido (GNC), un combustible sumamente utilizado para los vehículos, ya que en comparación con la gasolina resulta ser mucho más económico, además de rendidor.

En muchos países, a raíz de los altísimos costos que ostentan las naftas y el gasoil, muchos automovilistas deciden adquirir vehículos, o en su defecto añadirles a los mismos los tubos que los abastecen de GNC. Las diferencias con respecto al gasto económico son suculentas. Debemos destacar que aquellos automóviles que funcionan como taxis o como remises suelen usar GNC ya que el mismo les hace muchos más rentable el negocio.

Otro de los usos más habituales del gas natural aparece relacionado con la producción de hidrógeno, el cual también supone ser un combustible alternativo para hacer andar a los vehículos. En este caso, el hidrógeno puede utilizarse de dos formas, a través de la combustión, con un motor de explosión o mediante una pila de combustible, el hidrógeno se convierte en electricidad y así alimenta un motor eléctrico.

Principales problemas en torno a su uso: alto grado de contaminación ambiental, pérdidas, intoxicaciones

Ya hablamos de todos sus usos y beneficios, sin embargo, hay una cuestión negativa fundamental en torno al uso del gas natural y ella es su altísimo grado de contaminación. El CO2 que llega a la atmósfera tras la combustión del gas natural es un gas de efecto invernadero que afecta de manera directa al calentamiento del planeta, un severo problema que viene afectando a la tierra como consecuencia de esta y otras acciones.

Otro problema vinculado al gas natural es que las cañerías que lo transportan hasta los hogares normalmente sufren daños y esto puede ocasionar pérdidas de gas que no solamente pueden afectar a las personas con intoxicaciones a raíz de su inhalación sino también puede provocar voladuras de construcciones, causando víctimas fatales que por supuesto están desprevenidas de las mismas.

También es importante que si en casa contamos con artefactos de calefacción que funcionan con gas natural, las habitaciones en las que estén dispuestos deben disponer de las correspondientes ventilaciones para así evitar intoxicación a causa de monóxido de carbono.

Entonces, para evitar algunas de las complicaciones mencionadas debemos realizar controles periódicos de las instalaciones, respetar la instalación de ventanillas que ventilen ambientes y si sentimos olor a gas debemos inmediatamente comunicarlo a las empresas o autoridades competentes para que intervengan.

 
 
 
Temas en Gas Natural
 

Redes Sociales