Definición ABC » General » Gárgola

+

Definición de Gárgola

En el ámbito de la arquitectura, una gárgola resulta ser aquella parte sobresaliente de un caño o canal, que generalmente aparece adornado, y cuya principal misión es permitir la evacuación de agua de lluvia en tejados o en fuentes, es decir se trata de un desagüe pero al que se le añade una impronta estética singular.

Arquitectura: caño adornado que facilita el desagüe del agua de lluvia de las edificaciones

Se trata de un sofisticado sistema que en tiempos remotos se usaba para canalizar el agua que procedía de las lluvias y luego poder expulsarla a determinada distancia del edificio en cuestión para que no terminase dañada la piedra o el mortero con el cual se unían los bloques.

Se tallaba un canal por detrás de la gárgola a través del cual el agua llega a la boca, y desde él, al mismo piso, y a la mayor distancia que se pueda.

Empleada desde las civilizaciones grecolatinas y egipcias y con un especial uso a instancias de la Edad Media

En la Edad Media, la gárgola fue un elemento arquitectónico muy usado, especialmente por el arte gótico, en catedrales e iglesias.

Mayormente, asumían imágenes grotescas que representaban hombres, monstruos, animales, entre otros y se terminaron por convertir en auténticos símbolos del terror.

Nuevas funciones: estética, y simbólica, para ahuyentar malos espíritus de las iglesias

Cabe destacar, que en estos tiempos, además de su función original, la gárgola, también presentaba una función simbólica que tenía que ver con el cuidado del templo en cuestión y el amedrentamiento de los pecadores.

Se le pueden asignar tres funciones básicas: desagüe de los tejados, decoración de dichos desagües con un fin estético y la misión de ahuyentar de estos espacios sagrados y religiosos a los demonios o a espíritus malignos.

Si nos remontamos a estos tiempos de la historia, sobrevolaba una gran creencia generalizada respecto de seres oscuros y así es que estos elementos se consideran imprescindibles y se les otorgaba un gran valor a la hora de santificar un espacio y de alejar de estos el mal.

Otro dato importante es que las civilizaciones romana, griega y egipcia también han utilizado este elemento en sus fantásticas construcciones, generalmente con forma de animales como ser perros, leones y águilas, recién en la Edad Media cobran protagonismo los seres con características mitológicas y más oscuras.

Los arquitectos las diseñaban y aplicaban con un fin práctico, básicamente, pero luego se descubrió el aporte estético y el simbólico de usarlas para proteger las construcciones de malos espíritus.

Esta función de ser un mensaje para los creyentes, de alejar la maldad de los recintos religiosos, fue sin dudas la más importante en el Medioevo.

Pero si bien se destacaron en la Edad Media y anteriormente en las civilizaciones grecolatinas, debemos decir, que el fantástico arquitecto y diseñador Le Corbusier las rescató del olvido a las gárgolas y así es que es posible ver sus propias creaciones de este elemento arquitectónico en la famosa capilla de Notre Dame du Haut, en Francia.

Esta capilla es una de las obras de arquitectura religiosa más emblemáticas del arquitecto y del siglo XX.

Mitología: criatura fantástica y grotesca

Por otra parte, a instancias de la mitología medieval europea, la gárgola supo ostentar una presencia destacada representando un ser fantasioso dueño de características grotescas.

El material con el cual se las construía era la piedra y tuvieron un especial predominio en la cultura de la Edad Media.

Fruto del lino

También, la palabra gárgola es usada para denominar al fruto seco del lino.

El lino es una popular planta que presenta un uso notable a la hora de la fabricación de productos ampliamente consumidos en la actualidad, tal es el caso de su tallo que se emplea para fabricar tela y su semilla, la linaza, que es usada para extraer harina y aceite.

El lino es una planta autóctona de la región comprendida por los ríos Tigris, Nilo y Éufrates.

Y asimismo el término se emplea para designar a otra planta, denominada formalmente como corylus avellana y más conocida como avellano común, un arbusto propio de los continentes asiáticos y europeo.

Su fruto es la popular avellana.

 
 
 
Temas en Gárgola
 

Redes Sociales