Definición ABC » General » Falsificación

+

Definición de Falsificación

FalsificacionLo falso es aquello que se opone a lo verdadero. Y la falsificación es la acción de transformar o convertir algo para que parezca auténtico. De entrada, cualquier falsificación representa una forma de engaño.

Como regla general la falsificación se produce con el objetivo de conseguir un beneficio económico. Si un objeto auténtico tiene un gran valor, una buena falsificación del original que no sea detectada como inauténtica puede alcanzar el mismo valor.

En qué ámbitos se produce

La falsificación es aplicable a contextos y ámbitos muy distintos. En el sector de las manufacturas y de las marcas de lujo es muy habitual el mercado de productos falsificados (normalmente el consumidor sabe que no son auténticos pero su precio es muy económico y se parecen bastante a la versión original).

En el mundo del arte, la falsificación es parte de su propia historia. Y algo muy similar ha ocurrido con los billetes, las monedas o en el mundo de la joyería.

No siempre la falsificación tiene una finalidad económica. De hecho, los documentos de identificación personal (por ejemplo, el pasaporte) son falsificados para ocultar la verdadera identidad personal, algo que lógicamente constituye un delito.

De alguna manera cualquier objeto tiene dos versiones: la verdadera y genuina y aquella que presenta un aspecto semejante y, por lo tanto, es falsa. Por poner un simple ejemplo, las flores naturales tienen sus correspondientes flores artificiales, que pretenden cumplir la misma función estética.

Una reflexión sobre el concepto de falsificación

En principio, lo falso es algo negativo, pues pretende engañar a alguien. Sin embargo, este mecanismo de engaño no siempre se produce. De hecho, hay falsificaciones admitidas socialmente y que se pueden considerar como positivas y válidas. Pensemos en el género de la novela, en el cual se cuentan unos acontecimientos irreales y ficticios y, en consecuencia, es una falsificación de la realidad, pero el lector sabe que esto es así y estrictamente hablando no se podría considerar como un engaño sino más bien como un juego literario (a veces la literatura ha sido definida como el arte de mentir).

El disfraz propio de los carnavales es otro caso típico de falsificación tolerada. Quien se disfraza no pretende engañar a nadie, ya que se trata igualmente de un juego de apariencias.

El concepto de verdadero y falso no siempre es una cuestión fácilmente detectable. Con cierta frecuencia se utiliza una estrategia ambigua e imprecisa con respecto a uno u otro.. Es lo que ocurre con la publicidad, en la que un producto se muestra con mensajes que deforman su autenticidad (la música asociada a un producto nada tiene que ver con su calidad y, por lo tanto, nos encontramos nuevamente en un contexto de comunicación de falsificación aceptada).

 
 
 
Temas en Falsificación
 

Redes Sociales