General » Edificio

Definición de Edificio

Un edificio es un tipo de construcción hecha a partir de materiales sólidos y que se emplea para alojar a personas y objetos, es decir, como vivienda, y asimismo para la realización de diversas actividades entre las que destacan el comercio, las finanzas, el arte, la práctica de la religión, entre otras.

Construcción de material sólido, y dividida en departamentos independientes en la que viven o trabajan personas

Desde los inicios de la humanidad, el ser humano, se ocupó y preocupó por ir avanzando en las técnicas y los materiales empleados para la construcción, incluso, hasta se inclinó por aportarle belleza a las construcciones a través de la decoración de algunas de sus partes.

En este afán surgiría la arquitectura, que no es otra cosa que el arte y la técnica que se ocupa de proyectar y de diseñar los edificios y cualquier otro tipo de estructura que conforma el espacio que habitamos los seres humanos.

Compontes de un edificio

Metiéndonos en la cuestión técnica de la construcción de edificios nos encontramos en los mismos con los siguientes componentes: ala (aquella parte que se extiende por un lateral y se halla en relación a otro), pórtico (es un área abierta formada por columnas o arcadas dispuestas en la parte frontal del edificio), peristilo (pórtico ubicado alrededor del edificio), atrio (es un patio interno del edificio y en las iglesias es un espacio exterior), vestíbulo (es la primera instancia interior del edificio, seguido de la puerta y que permite el acceso al resto de las habitaciones o partes de la construcción), galería (es un ámbito dispuesto al aire libre, normalmente cuenta con arcadas el diseño) y coronamiento (es el remate del edificio, que tiene la función de coronación del mismo), entre los más destacados.

Por otra parte, los cuerpos del edificio están a su vez compuestos de miembros principales y otros llamados secundarios.

Entre los principales sobresalen los soportes o sostenes (columnas y muros) y los sostenidos (entablamento, bóvedas, arcos y techumbres).

Clases

También, los edificios se distinguen entre sí por su forma: cela (la planta es rectangular), rotonda (la planta es circular), polígono (la planta es poligonal), próstilo (dispone de un pórtico de columna en la parte frontal); por el uso: residencial, comercial, militar, gubernamental, deportivo, educativo, cultural; por su estructura: madera, acero, hormigón, entre otros.

Edificios: quienes viven, mantenimiento y administración

Entre los más comunes y corrientes que se aprecian en las ciudades se cuentan los edificios de viviendas, los de oficina, aunque hoy día es corriente que se construyan edificios en los cuales los departamentos que lo conforman pueden funcionar como viviendas y también como espacios comerciales para desarrollar diversos tipos de actividades, que el edificio acepte, claro está, algo que se estipula en su norma madre como es el reglamento de copropiedad.

El edificio de viviendas está compuesto por varias viviendas independientes que se reparten en pisos, en tanto, comparten espacios comunes como ser: escaleras, ascensores y vestíbulos, es decir, los propietarios o inquilinos podrán circular libremente por los espacios comunes, no así en las viviendas que no les sean propias.

Generalmente, las viviendas de estos edificios se destinan a vivienda familiar o la realización de algún quehacer profesional, siempre y cuando el edificio admita ese destino, aunque, normalmente, hoy la mayoría de los edificios que se construyen están habilitados para llevar a cabo actividades profesionales.

En lo que respecta al mantenimiento y limpieza del edificio se suele contratar a un empleado que se conoce popularmente como encargado o portero y que suele vivir también en el edificio.

Y lo concerniente a la administración, los propietarios contratan a un administrador que será el encargado de manejar al personal contratado, como ser el portero, y también se ocupará de la gestión del edificio en general: de pagarle a los proveedores, de las reparaciones, de intervenir en caso de conflictos entre vecinos, de liquidar y cobrar las expensas para mantenimiento del edificio, entre otras actividades.

Todos los gastos que se generan en un edificio por servicios, salarios, cargas sociales, entre otros, están contenidos en la liquidación de expensas que realiza el administrador, en tanto, cada departamento deberá pagar el porcentual que le corresponda.

En caso que no se abonen las expensas se genera un serio perjuicio económico al edificio en cuestión, en tanto, una de las atribuciones del administrador es la de intimar a los ocupantes de la viviendas que no paguen las mismas.

 
 
Autor: Florencia Ucha | Sitio: Definición ABC | Fecha: abril. 2013 | URL: https://www.definicionabc.com/general/edificio.php
 
 

Redes Sociales