Definición ABC » General » Difamación

+

Definición de Difamación

DifamacionUna difamación es una acusación falsa. Difamar a una persona es insultarle a través de una mentira. La idea de la difamación implica que la descalificación hacia otra persona está basada en una falsedad. Esta falsedad provoca que el prestigio y la imagen social del insultado se vea afectada muy negativamente.

Somos difamados cuando verbalmente alguien atenta contra nosotros con palabras ofensivas, principalmente porque son inciertas. Podemos ser difamados a través de un escrito donde aparezca una información falsa sobre nosotros. Tanto si la difamación es verbal como escrita, puede ser constitutiva de delito y la persona ofendida tiene la opción de recurrir a los tribunales para que la justicia se pronuncie al respecto. Uno de los problemas de la difamación como delito es el elemento probatorio, es decir, hay que presentar pruebas que acrediten la ofensa. Si se ha realizado por escrito ( en un medio de comunicación como la prensa ), hay una prueba física ( la publicación concreta ) que acredita la posible difamación. Un juez deberá valorar el contenido del escrito, las palabras y el contexto y, finalmente, pronunciar un veredicto.

Hay muchas palabras semejantes a difamación: insulto, ofensa, descalificación, mentira... Son palabras sinónimas, aunque cada una tiene su propio contexto. En una situación cotidiana si alguien nos falta al respeto, decimos que nos han insultado. Esta misma idea trasladada al ámbito legal se convierte en una difamación. El código penal de cada país suele contemplar leyes para penalizar la difamación. En la terminología jurídica se utiliza la palabra injuria o calumnia como término más apropiado.

Es lógico que el código penal castigue la difamación, ya que una mentira que se difunde a través de un medio ( prensa, redes sociales, etc ) puede provocar un mal irreparable en la persona afectada. Las leyes tienen la finalidad de proteger los derechos de los ciudadanos, y existe el derecho al honor, un derecho implícito en la vida de las personas. La intimidad también está protegida por las leyes y si un aspecto de nuestra vida privada fuera difundido, se estaría hablando de un atentado a la intimidad personal.

La difamación es motivo de debate. La persona que ofende puede hacerlo disimuladamente, sin descalificar directamente a alguien. Además el difamador tiene también el amparo legal de la libertad de expresión. De esta manera, si el insulto se hace sutilmente la difamación no podrá demostrarse con facilidad y el perjuicio ocasionado quedará impune. Otro aspecto polémico es la difusión de ofensas a través de tuits, donde hay descalificaciones que son consideradas difamatorias.

 
 
 
Temas en Difamación
 

Redes Sociales