General » Diablo

Definición de Diablo

La palabra diablo es un término de uso extendido en nuestro idioma y por caso en el lenguaje coloquial es habitual que lo empleemos para referir diversas cuestiones…

Persona traviesa o atrevida

Cuando un individuo, especialmente un pequeño, se caracteriza por ser sumamente travieso, atrevido y revoltoso, se lo califica de diablo, por supuesto de modo cariñoso…

Juani, el hijo de mi prima es un diablo, cada vez que viene a casa me deja todo patas para arriba.”

Persona astuta

También, cuando un individuo se muestra astuto, inteligente en algún asunto, actividad o tema se lo llama diablo.

Mario es un auténtico diablo con la pelota de fútbol en sus pies.”

Persona que efectúa el mal

Por otro lado, se aplica el término cuando queremos dar cuenta de aquella persona que se destaca por ser mala o presentar un muy marcado mal humor en todo cuanto hace.

Alejandro es un diablo, nos arruinó la vida.”

Religión: espíritu sobrenatural al que se le atribuye la maldad, el pecado, antagonista de Dios

En tanto, en el ámbito de la religión cristiana, la palabra presenta una especial presencia en la doctrina dado que el diablo es aquel espíritu sobrenatural que se contrapone a Dios y que se caracteriza por ser muy maligno, es decir, a la acción del diablo se le achacan los desvíos y las malas acciones de los hombres.

Se trata del antagonista de Dios por sobre todas las cosas, y en esas marcadas diferencias que los separan, Dios, hace el bien mientras el diablo insta a hacer el mal; la religión nos motiva a llevar un camino alejados de este ser despreciable y por caso acercarnos a Dios; el diablo nos invita a pecar, en tanto, Dios nos aleja del pecado y nos impulsa a hacer el bien.

También se lo conoce como Satán y en el Nuevo Testamento se aborda su existencia alegando que en su origen era un ángel bueno de Yahvé que se hizo muy malo.

Pero el personaje del diablo sin lugar a dudas ha trascendido a la propia religión cristiana y a los libros sagrados de la misma en donde aparecen sus historias y maldades y así es que es posible encontrarnos con el inefable diablo en una enorme cantidad de historias de ficción, aunque claro, en cualquiera en la cual se presente, la motivación, es siempre presentarlo como un representante del mal que conducirá al hombre por el mal camino, o en su defecto como el regente del lugar al cual se dirigirán las almas pecadoras y malas.

Regente del infiero donde van las almas pecadoras

Porque justamente las leyendas lo erigen al diablo como el mandamás del infierno, la contraposición del cielo, claro está, y justamente a este lugar es a donde terminarán las almas malas que no se arrepintieron de sus pecados y continuaron haciendo el mal hasta el último día de sus vidas.

En el infierno la máxima autoridad es el diablo y se pinta al lugar como un espacio oscuro, cubierto de fuego, de criaturas monstruosas y que se encuentra al contrario del cielo, que está en lo alto, en los subsuelos del planeta.

Fue en la Antigua Grecia donde comenzó a gestarse y a difundirse esta consideración negativa del diablo, extendiéndose luego esta idea a otras religiones y creencias, tal es el caso del cristianismo.

Por el temor que este ángel maligno infundía en las personas es que se le rendían sacrificios con la intención de calmar su sed de venganza y maldad, que se creía era capaz de provocar catástrofes y enfermedades graves.

Expresiones de uso popular que contienen la palabra

Asimismo, existen un buen número de frases populares que contienen la palabra diablo y que como tales las solemos aplicar con frecuencia en nuestras conversaciones: como un diablo (la usamos para expresar exceso), del diablo (la usamos para acrecentar el carácter negativo de algo), irse al diablo (si alguien se echa a perder por diversas acciones o conductas), mandar al diablo (cuando una persona se aparta totalmente de algo que no le hace bien se usa esta expresión para expresarlo), llevar los diablos (se usa para expresar cuando a alguien se le genera un enorme enojo), pobre diablo (la usamos para designar a aquel individuo que presenta una muy poca importancia o valor), y tener el diablo en el cuerpo (se la emplea cuando se quiere indicar que alguien se destaca por ser inquieto).

 
 
Autor: Florencia Ucha | Sitio: Definición ABC | Fecha: mayo. 2013 | URL: https://www.definicionabc.com/general/diablo.php
 
Temas en Diablo
 

Redes Sociales