Definición ABC » General » Desenfreno

+

Definición de Desenfreno

DesenfrenoLa palabra desenfreno es un término que normalmente empleamos cuando queremos dar cuenta de la falta de moderación que alguien presenta en sus pasiones. Cabe destacarse que las pasiones son aquellas inclinaciones, deseos muy sentidos que experimenta un individuo.
El desenfreno de la fiesta organizada por los alumnos de quinto año fue el comentario de toda la escuela.

Si bien el término desenfreno presenta un uso extendido en nuestro idioma, vale mencionar que es más frecuente el empleo de uno de sus sinónimos, lujuria, para dar cuenta del estado de cosas mencionado.

La lujuria es el concepto que por excelencia designa al apetito incontrolable de los placeres carnales que manifiesta un individuo. Especialmente, ese afán ilimitado está vinculado a lo sexual, aunque, no se descartan otras cuestiones que no tienen nada que ver con lo sexual y que también despiertan en alguien un deseo híper apasionado por algo.

Por otra parte, la lujuria sexual se aleja totalmente de un comportamiento o desenvolvimiento sexual normal y por caso es que se caracteriza por la exacerbación y un total descontrol en las prácticas de sexo. Las orgías, por ejemplo, que consisten en fiestas en las cuales los participantes desean experimentar todos los placeres del sexo, son muy practicadas por aquellos individuos dominados por la lujuria.

Ahora bien, cuando este comportamiento trasciende la normalidad y se convierte en una obsesión puede desembocar en una conducta sexual patológica que de paso a acciones totalmente condenables desde el punto de vista moral y legal, tal es el caso del abuso sexual y la violación.

Las religiones en general suelen condenar este tipo de accionar desde sus doctrinas y por caso es que justamente para el cristianismo la lujuria es uno de los siete pecados capitales o vicios que la moral cristiana ha venido criticando desde su aparición. La principal crítica que el cristianismo le hace al comportamiento lujurioso es que en ese estado hay un deseo de posesión del otro por fuera de Dios y entonces irremediablemente se incurre en la deshumanización de la persona, algo inaceptable para la religión en cuestión.

Mientras tanto, el concepto que se contrapone es el de moderación, que permite referir la moderación en el comportamiento y en las pasiones que exhibe una persona.

 
 
 
Temas en Desenfreno
 

Redes Sociales