Definición ABC » General » Debilidad

+

Definición de Debilidad

La palabra debilidad la solemos usar en nuestro idioma con varios sentidos.

Falta de vigor físico o anímico

Uno de los más extendidos, sin dudas, es aquel que expresa la ausencia de vigor físico en alguien, ya sea porque está cansado o porque está padeciendo alguna afección que implica debilidad como alguno de sus síntomas.

El sentido implica la ausencia de fortaleza, ya se física o anímica.

Se hablará concretamente de debilidad física cuando el individuo no presente suficiente fuerza o energía para llevar a cabo una actividad determinada que justamente le demanda el empleo de fuerza en algún nivel.

Esta situación puede ser la consecuencia de una estructura corporal diminuta que imposibilita la realización de tareas que demandan fuerza o movilización de peso, porque la persona se está recuperando de una afección, por alguna limitación física concreta a causa de un accidente o enfermedad, o bien a causa del estrés, padecimiento que normalmente desemboca en estados fatigosos.

Fatiga y cansancio que impide actuar con normalidad

Cuando estamos fatigados o débiles sentiremos un cansancio extremo, físico o mental, que nos impedirá concretar cualquier actividad o pensamiento.

Las energías se agotaron en este estado y solamente el descanso físico y la relajación podrán devolverle a la persona el espíritu y la fuerza física.

Muchas veces, como señalamos, puede haber alguna enfermedad que desencadena ese estado tales como: la diabetes, la anemia, la anorexia, la depresión o el hipotiroidismo, mientras que también hay medicamentos que generan debilidad como ser: los psicofármacos los antihistamínicos, entre otros.

Pero la debilidad no puede circunscribirse al cuerpo nada más, también es común hablar de debilidad de ánimo o de espíritu, por caso, una persona puede ser poseedora de una fuerza enorme que le permite mover objetos y cosas bien pesadas pero a la vez ser débil en el plano anímico, es decir, ante una dificultad u obstáculo en la vida llora, se entrega y no lucha para sobreponerse.

En nuestra cultura la debilidad se valora negativamente, y todo lo contrario sucede con la fuerza, que dispone de una valoración híper positiva.

Hay personas débiles circunstancialmente y otros que lo son ya, o sea, tienen una disposición que los hace débiles.

Entre los sinónimos más corrientes para esa palabra se cuenta los de fragilidad y agotamiento y la palabra que se opone es la de fortaleza, que justamente refiere el vigor y la fortaleza que dispone alguien.

Característica de la personalidad de alguien que marca su poca resolución y decisión

También, la debilidad, puede ser una característica intrínseca en la personalidad de alguien, es decir, cuando alguien presenta poca resolución y energía en su carácter, en su comportamiento, o en las acciones que realiza, se hablará de su debilidad.

La debilidad de carácter que tiene Laura hace que no pueda luchar contra los atropellos que sufre en su trabajo por parte de su jefe.”

Por otro lado, puede suceder que alguien, por x circunstancia caiga en la comisión de una acción que denota falta de carácter, aunque la persona no se caracterice por ello.

Desde que está embarazada, María, demuestra una debilidad con la gente inusual en ella.”

Inclinación por algo o alguien

Otro uso extendido del término en el lenguaje corriente permite expresar el punto débil, flaqueza o inclinación súper especial que presenta una persona para con algo o alguien.

Los dulces son mi debilidad. Juan es la debilidad de su tía. “

Cabe destacarse que en el último caso de la inclinación especial que se siente para con algo o alguien, el sinónimo más común es el de cariño.

A la persona que se presenta con las mencionadas características de fragilidad, falta de vigor y fuerza se la denomina popularmente como débil.

Justamente, la persona débil se desempeñará en sus actividades con muy poca energía, o en el aspecto estrictamente psicológico, será sumamente fácil de manipular.

 
 
 
Temas en Debilidad
 

Redes Sociales