Definición ABC » General » Confección

+

Definición de Confección

El uso más general y amplio de este concepto permite dar cuenta de la realización y elaboración de cosas, actividades, tareas, entre otras alternativas, las cuales, mayormente, se armarán y harán mediante la unión de diferentes partes.

Proceso que implica elaborar cosas y actividades

También, la palabra se emplea para designar al resultado de esa preparación, es decir aquella cosa que ha sido confeccionada finalmente.

Fabricación de ropa, ya sea en serie o artesanalmente

Otro uso sumamente recurrente de la palabra se da a instancias del ámbito textil, en el cual se la emplea para expresar dos cuestiones que tienen que ver con la fabricación de ropa, porque por un lado refiere la hechura a mano de cualquier prenda de vestir, un traje, una pollera, un saco, una camisa, entre otros.

Y por otra parte permite expresar la elaboración en serie de prendas de vestir a partir de máquinas especialmente diseñadas para tal fin.

Por supuesto, el producto final de ambas fabricaciones se diferenciará ciertamente, dado que la realización a mano, artesanal, como también se la llama, le suele dar a la prenda un toque muy especial y singular, algo que no sucede muchas veces con la producción en serie.

Cabe destacar, que la tarea de la confección demanda un especial conocimiento de técnicas y telas, en tanto, tales conocimientos pueden adquirirse a través de la experiencia o bien asistiendo a una academia o institución que enseñe tales cuestiones.

A los individuos que se dedican profesionalmente a este menester se los conoce popularmente como modistos, costureras y sastres.

En tanto, cuando alguien quiere o necesita confeccionarse un traje, vestido, blusa, pollera, entre otros, a medida, y con la tela que haya escogido, deberá recurrir al sastre, modisto, o costurera, para que lo confeccionen de acuerdo a su talla y exigencias particulares.

Por su lado, corte y confección es el concepto vinculado a la industria textil que designa tanto a las actividades llevadas a cabo por los mencionados profesionales, sastre, modisto y costurera , como al curso, estudio per se, en el cual se pueden aprender estos tradicionales oficios.

Alta Costura y Prêt-à-porter

A instancias de la confección de prendas de vestir debemos distinguir dos ramas bien populares que implican procesos de concreción bien diferente, por un lado la Alta Costura o Haute Couture, que crea prendas manualmente mayormente y con diseños y materiales bien exclusivos, y por otra parte el Prêt-à-porter, que engloba a aquellas prendas producidas en serie.

La Alta Costura realiza prendas a medida de su cliente, de manera absolutamente artesanal, manualmente, y con una muy escasa participación de la máquina de coser, por caso, se trata de prendas de alta calidad, que cuentan con la participación de excelentes materiales, originales, y que ostentan un alto valor monetario.

Cada parte de la prenda se cose de manera detallada y con precisión y así es que la confección suele implicar mucho tiempo, es decir, los realizadores suelen dedicarle a cada prenda de alta costura un tiempo muy largo, porque el detalle es el secreto del éxito.

Cada prenda de alta costura está pensada para un cliente, está hecha en función de sus medidas y de su perfil.

Debemos destacar que muchos diseñadores suelen presentar muchas prendas de alta costura en sus desfiles con una finalidad de expresión artística y no tanto comercial.

Y por su parte el Prêt-à-porter, cuya traducción literal al español sería “listo para llevar”, produce prendas de vestir que se fabrican a partir del procedimiento en serie y que se repiten los patrones en relación a la demanda que exista.

Se trata básicamente de la moda urbana, que usamos las personas a diario en nuestra vida cotidiana.

Debemos decir que las exigencias comerciales y la exclusiva comercialización que supone la Alta Costura, generó, que los diseñadores y las casas que nacieron para confeccionar Alta Costura, con el tiempo, lanzasen su propia línea de Prêt-à-porter.

A mediados del siglo pasado, el Prêt-à-porter se impuso por sobre la Alta costura, que jamás desapareció, pero que se corrió de la escena como consecuencia de los altos costes que implica.

La necesidad de seguir manteniendo sus tiendas abiertas fue la razón de esta decisión.

El diseñador francés Yves Saint Laurent fue uno de los primeros en dar el primer salto de la Alta Costura al Prêt-à-porter.

 
 
 
Temas en Confección
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49173 fans
  • Twitter
    2285
  • Google
    406
  •