Definición de Compostaje

El compostaje es la descomposición de la materia orgánica en un ambiente adecuado, creado por microorganismos, que da como producto el famoso compost, un fertilizante natural de alta calidad.

Candela Rocío Barbisan | Feb. 2022
Ingeniera Química

Los microorganismos capaces de generar compost son bacterias, hongos y lombrices, aunque existen algunos más estos son los más conocidos. La gracia del compostaje radica en que es un fenómeno de transformación natural de los residuos orgánicos lo cual permite reducir aproximadamente el 30% de los residuos que generamos a diario. Esto es así porque, según estudios estadísticos, aproximadamente el 50% de los residuos generados son de tipo orgánicos y solamente algunos de ellos son compostables.

¿Qué basura orgánica es compostable?

Nos sorprenderíamos de la cantidad de residuos que no son basura, más bien, serán abono para nuestra tierra. Entre los residuos compostables tenemos: cáscaras, restos de frutas y verduras, aunque, por ejemplo, cítricos no son recomendados en compostaje con lombrices californianas, puesto que disminuyen el pH dificultando el medio adecuado para su desarrollo. Además, restos de infusiones como té, café y mate son desechables en el compost. También podemos sumar, cáscaras de huevos y todo aquello que aporte ambiente seco y regule el porcentaje de humedad como pasto y ramas secas, ramos de flores secas, servilletas y papel sucio con alimentos y aserrín.

Mediante este proceso de oxidación biológico llevado a cabo por microorganismos se genera abono con alta concentración de nutrientes para ser utilizado en la tierra. No es necesario tener grandes elementos y un amplio espacio para llevar adelante esta actividad tan especial. Especial desde todos los sentidos, desde la conexión con la tierra y sus frutos, hasta el entendimiento de la posibilidad que tenemos en nuestras manos de generar menos basura contribuyendo y devolviendo a la tierra lo mejor para ella.

¿Cómo compostar?

Para comenzar a compostar necesitamos un espacio contenedor, puede ser un balde o bien una caja (inclusive de madera o de plástico). Allí se deben apilar los residuos orgánicos evitando mover continuamente la compostera de lugar, para evitar variaciones de temperatura y humedad. Preferentemente, realizar el compost en un lugar oscuro y en temperaturas moderadas, evitando golpes de calor y frío extremo. Si el ambiente está bien logrado, el compost no debe tener olor.

Para que los microorganismos tengan acceso a los residuos debe colocarse sobre la tierra, o bien pueden agregarse de manera externa, por ejemplo, el caso de las lombrices californianas. Todo material agregado debe ser triturado para favorecer a su rápida descomposición y, usualmente, se debe remover el compost para aportar la cantidad de aire necesaria para la descomposición. Si bien esta tarea es recomendable, no se debe hacer continuamente, ya que también generaría un aporte extra de luz indeseado. El proceso de degradación consiste en un proceso aerobio, lo cual se traduce en aumento de temperatura en el compost (60 ºC), lo cual es necesario para la degradación de la basura orgánica. Una vez culminada la fase de descomposición, se ralentiza la actividad de los microorganismos entrando en la fase de maduración del compost. Aquí, las temperaturas descienden a 20-30 ºC y se multiplican los microorganismos. A su vez, habrá materiales en distintos estadios a lo largo del tiempo. También usualmente se realizan volteos, para homogenizar la mezcla, asegurando las correctas proporciones de humedad. Si la mezcla tiene una humedad excesiva, se generan lixiviados. Estos son fertilizantes naturales que han de ser rebajados para ser utilizados en plantas.

Una vez que la compostera se llena, aproximadamente a los seis meses se dice que el compost maduró y puede utilizarse (la parte inferior). Este compost maduro debe tener olor a tierra fértil o bien a “lluvia”, y el aspecto debe ser tierra con grumos de color marrón / negra. Se retira de la compostera y se aparta 15 días antes de ser utilizado, de modo de asegurar que no introduciremos larvas y lombrices en las plantas.

Si el compost está fresco, se puede utilizar en el suelo para protegerlo de condiciones extremas y para retener la humedad. En cambio, si está maduro puede servir de abono (aporta grandes cantidades de nutrientes) en plantas, frutales y huertas.

Si su compost huele mal o no hay descomposición de la basura revise las condiciones de humedad y temperatura de este.

 
 
 
 
Por: Candela Rocío Barbisan. Ingeniera Química por la UNMdP, Argentina, trabaja en la gestión de activos e integridad a diversas industrias, principalmente Oil & Gas. Certificada en API 580, Risk Based Inspection, por el American Petroleum Institute. Profesora en la Facultad de Ingeniería en la UNMdP, en las cátedras de Química General I, Laboratorio de Operaciones Unitarias (4º año, Ing. Química) y Laboratorio de Reactores y Control (5º año, Ing. Química).
Trabajo publicado en: Feb., 2022.
X

Barbisan, C. R. (febrero, 2022). Definición de Compostaje. Definición ABC. Desde https://www.definicionabc.com/general/compostaje.php
 
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z