Definición ABC » General » Cielo

+

Definición de Cielo

Para la astronomía y la meteorología, el cielo es la extensión a través de la cual transitan los diferentes astros, en tanto, por el efecto visual que presenta da una idea de envolvimiento del planeta tierra.

Firmamento o extensión de la atmosfera en la cual circulan los astros

Por caso, también al firmamento, aquella gran construcción celeste en la que andan los astros se llama cielo.

La coloración característica del cielo estará determinada por la radiación difusa, que es el resultado de la interacción solar con la atmósfera.

Cuando el sol está pleno, no hay una sola nube en el firmamento, el color del cielo será celeste, aunque, oscila entre el naranja y el rojo a instancias del amanecer y del atardecer; por la noche, la coloración se torna oscura, más bien un azul oscuro, que en la observación directa parece hasta negro.

Cuando las nubes lo cubren por completo porque se acerca una tormenta, presenta una característica coloración gris plomiza, que provoca cierta tristeza en el ánimo de la gente, por caso, es que el cielo bien celeste es tan preciado por la mayor parte de las personas, porque en él se percibe la vida, se la asocia con ello, con algo agradable, digamos.

En tanto, por la noche, esa nubosidad anticipatoria de lluvia o tormentas puede apreciarse de color rosado.

Cabe destacar, que dependiendo del grado de nubosidad, es decir, de nubes que haya en él, si el mismo es intenso, podremos observar a las mismas en el cielo, asimismo, en la noche, es posible ver en el cielo otros cuerpos como ser: las estrellas, la luna, algunos planetas más cercanos a la tierra y dependiendo del clima existente se podrán apreciar en el cielo fenómenos naturales tales como el arco iris, los relámpagos, la aurora, la niebla, entre otros.

Religión cristiana: lugar en el que reside Dios y al que van las almas buenas luego de la muerte

Por otra parte, en el ámbito de la religión, especialmente en el Cristianismo, el cielo goza de una especial referencia e importancia en la simbología cristiana, ya que se considera que el cielo es el lugar ideal, perfecto y paradisíaco en el cual se halla Dios, es su casa, y que también es el lugar de residencia de los ángeles y de aquellas almas humanas santas que por esa condición ascendieron al cielo tras su muerte.

Por tanto, es que en el Cristianismo, el cielo, está concebido como el destino final que tendrán aquellas almas buenas, que han actuado justa y humanitariamente en el transcurso de su vida.

Y también hay una contracara, un lugar oscuro, despreciable, y muy peligroso, como es el infierno, al cual se dice que van las personas que se comportaron mal en la vida, que pecaron, que no se arrepintieron y que no estuvieron cerca de Dios.

En tanto, hay un lugar intermedio, para la creencia cristiana, que es el purgatorio, en el cual se pueden purgar esas culpas o pecados que se efectuaron en vida de la persona, y luego de cumplir con las actuaciones que llevan al perdón se podrá acceder al cielo junto a Dios.

Llamado afectuoso

Y otro empleo muy recurrente de la palabra se da a instancias del uso coloquial como apelativo afectuoso entre las personas; así es que cuando se quiere mucho a alguien o se está agradecido a una persona por la acción provechosa que tuvo para con uno se le suele decir: “ eres un cielo de persona, gracias por tu ayuda en estos momentos tan difíciles.”

Como apreciamos, la palabra goza de una consideración absolutamente positiva.

Expresiones populares

No podemos soslayar que existe una enorme variedad de expresiones popular que contienen a esta palabra tan usada…

Cielo de la boca, la parte suprior de justamente la boca o paladar.

A cielo abierto, refiere al aire libre.

Caído del cielo, cuando algo llega en el momento más oportuno.

Clamar al cielo algo, cuando algo es injusto.

Si alguien te dice que está en el séptimo cielo es porque está a gusto y feliz con algo.

Ganarse el cielo, cuando una persona por sus actos logra un reconocimiento o una recompensa.

Mover cielo y tierra, cuando alguien hace todo lo posible para poder superar un obstáculo y conseguir un fin.

Tocar el cielo con las manos, es sentir un enorme placer proporcionado por algo.

Ver alguien que el cielo está abierto, implica encontrar la manera de salir de un problema, un apuro, o de conseguir lo que se había propuesto.

 
 
 
Temas en Cielo
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49167 fans
  • Twitter
    2284
  • Google
    407
  •