Definición ABC » General » Chisme

+

Definición de Chisme

La palabra chisme ostenta un uso frecuente en nuestro idioma y es el término que empleamos mayormente para referirnos a aquella murmuración, rumor, o cuento que existe alrededor de alguna cuestión o de alguien y que por determinadas circunstancias no ha sido dado a conocer, trascendido.

Murmuración o cuento que se comenta sobre alguien o algo pero que no es confirmado y puede consistir en una noticia falsa o verdadera

Básicamente porque los protagonistas no lo quieren hacer y entonces ante la requisitoria periodística o de quien sea, sobre el tema, lo niegan, pero el cuento persiste y circula. .

Cabe destacarse que puede tratarse de una información verdadera, es decir, comentar algo que es absolutamente cierto, o en su defecto, el chisme puede tener la intención de promover una noticia falsa con la clara misión de afectar o dañar la reputación de alguien o a algo, según corresponda.

Si bien donde existen seres humanos que conviven, interaccionan, entre otras cuestiones, existirán también los chismes sobre tal o cual o sobre las cosas o no que hace aquel o aquella, es en el mundo artístico en el cual proliferan este tipo de cuentos y de murmuraciones, especialmente porque muchas veces los implicados en el chisme no salen en primera persona a confirmar o rechazar las versiones que existen sobre ellos y entonces, colaboran en que la habladuría se instale y se vaya extendiendo por doquier.

Los famosos, centro de rumores

Por otra parte, los artistas de toda índole (actores/actrices, músicos, etc.), los deportistas, los políticos, periodistas y cualquier otra celebridad siempre despiertan el interés del público que los sigue o no, pero que más allá de eso les interesa saber qué hacen además de su profesión, quieren saber de sus vidas íntimas, entre otras cuestiones y así es que la prensa rosa, del corazón o del espectáculo, como se la conoce en diversas partes del mundo, se ocupa justamente de inmiscuirse en sus vidas privadas y llevarle información e imágenes al público.

Este interés se comprueba especialmente en los altos niveles de audiencia que ostentan estos programas que abordan cuestiones de la vida privada, y asimismo la prensa gráfica que también se ocupa de este tipo de temáticas.

Aún más, alrededor del mundo artístico existe una auténtica industria del chisme que está 24 horas del día buscando, generando y proponiendo chismes sobre las celebrities más famosas y que mayor atención despiertan entre el público.

Obviamente, este público es el principal consumidor de este tipo de contenidos que generalmente se difunden en diversos medios de comunicación como ser revistas especializadas en chimentos, programas de tevé sobre la farándula que cuentan chismes sobre los famosos, secciones en periódicos, entre otros.

Formas de diseminar un chisme

Entre las maneras más frecuentes de difundir un chisme o de conseguir que una información secreta sobre alguien sea extendida y difundida entre sus conocidos se cuentan: la indiscreción, es decir, el sujeto de la noticia o de la acción le confiesa a alguien algo que ha hecho o que sucede con la promesa que no lo difunda y luego éste a pesar del compromiso lo hace circular.

También, otra forma tradicional de conocer chismes es escuchando conversaciones ajenas.

Vale mencionar que el chisme puede resultar un arma de doble filo, ya que cuando la información en cuestión es desfavorable a sus protagonistas y aún se hace saber, la misma, podría generar ciertas dificultades y problemas difíciles de solucionar y hasta llegar a dañar para siempre la reputación o trayectoria de alguien.

Romances, infidelidades, embarazos, discusiones y problemas de oficina , son algunas de las cuestiones que más chismes suscitan.

El enojo de los famosos cuando la prensa se mete en su vida privada

Ahora bien, vale destacarse que hay otra cara de la moneda que se contrapone al interés de los fanáticos de conocer más sobre sus ídolos y es las pocas ganas y deseos por parte de los famosos que se sepa sobre sus vidas intimas, no podemos generalizar, pero a la gran mayoría le molesta que les saquen fotografías cuando están en alguna situación de su vida privada que no tiene que ver con su trabajo, incluso, muchas veces, el famoso puede enojarse tanto que hasta desarrolla una actitud violenta contra el camarógrafo o paparazzi que quiere retratarlo.

Infinitos casos se publican diariamente de famosos que han agredido a algún profesional de los medios cuando los quiso captar en alguna escena cotidiana.

Por supuesto que las agresiones deben ser siempre condenadas pero también es una realidad que las personalidades públicas tienen derecho a pedir discreción sobre algunos aspectos de su vida que no quieren mostrar, por ejemplo fotos de sus hijos menores de edad, y ello habría que respetarlo… lo ideal es que prensa y famoso consensuen para evitar escándalos y agresiones.

A excepción de aquel famoso que gusta de exhibir todo el tiempo su vida en los medios y de pronto se ofende si se comenta algún chisme sobre él.

 
 
 
Temas en Chisme
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49186 fans
  • Twitter
    2291
  • Google
    434
  •