Definición ABC » General » Cafeína

+

Definición de Cafeína

La cafeína es un alcaloide blanco que pertenece al grupo de las xantinas, su apariencia física es sólida cristalina, blanca y al gusto es de sabor amargo, en tanto, entre sus acciones principales se cuentan la de actuar como un estimulante del sistema nervioso central y del corazón.

Sustancia de uso extendido, presente en diversas bebidas como café, té, bebidas cola y remedios, y que actúa como estimulante del corazón y del sistema nervioso central

Esta sustancia presenta un uso extendidísimo en el mundo entero ya que es un componente de varios productos de uso muy corriente y que se consumen diariamente, especialmente líquidos, tal es el caso del café, té, bebidas cola, chocolates y algunos medicamentos.

Origen y donde la encontramos

La misma fue descubierta en el siglo XIX por el químico alemán Friedrich Ferdinand Runge. Además, la cafeína es parte de otras mezclas químicas como ser la guaranina, la mateina y la teína, las que también contienen alcaloides adicionales como los estimulantes cardiacos.

En cantidades que pueden ser variables, normalmente, a la cafeína la encontraremos en las semillas, las hojas y los frutos de algunas plantas, en los cuales actuará como pesticida natural, paralizando y matando ciertos insectos que se alimentan de las plantas.

Los seres humanos solemos consumir a la cafeína en grandes cantidades a través de infusiones tales como el café, el té y algunas bebidas colas, siendo su principal efecto en nosotros la de estimulante del sistema nervioso central, restaurando el nivel de alerta y eliminando la somnolencia.

Como consecuencia de encontrarse en bebidas como el café, el té, el mate y las bebidas colas es que la cafeína resulta ser muy popular en el mundo entero, prácticamente todos los seres humanos la consumimos de alguna u otra manera.

Por otra parte, a la cafeína también se le reconocen propiedades diuréticas al ser consumida por seres humanos que no tienen una tolerancia a ella.

Beneficios y desventajas de su consumo

Su consumo en exceso obviamente desembocará en una intoxicación y entre los síntomas más recurrentes que evidencian la intoxicación con cafeína se cuentan los siguientes: insomnio, nerviosismo, excitación, cara rojiza y problemas gastrointestinales.

Podríamos aseverar sin temor a exagerar que es la sustancia estimulante más consumida en el mundo y por caso es importante que sepamos que la misma puede causar perjuicios, algunos ya mencionados, y por otro lado también reporta algunos beneficios.

Las personas la suelen consumir por el fin de estimulación que propone y entonces el consumo de café es típico entre aquellos que están en etapas de exámenes y estudian por la noche, y asimismo por quienes realizan trabajos nocturnos.

Así, a través de la cafeína que contiene el café, el sistema nervioso central se verá estimulado y ayudará a que estas personas puedan permanecer despiertos y concentrados en su tarea.

No todos los individuos responden del mismo modo a la acción de la cafeína y por caso es importante que señalemos esto, porque habrá quienes toman un solo café y ya se sentirán despabilados mientras que puede haber otros que necesiten varios cafés para estarlo.

Una de sus principales desventajas es que es muy adictiva y por tanto a quienes tiene el hábito de consumirla a través de cualquiera de los líquidos o alimentos que la contienen les resultará difícil dejarla. Ésta es sin dudas su principal desventaja, porque quienes intenten abandonarla abruptamente se sentirán más irritables y nerviosos.

Pero hay beneficios, y además de lo agradable que resulta ser tomar un café en una confitería acompañado de algún dulce, se le atribuye a la cafeína ser un potenciador de la memoria y el asistente ideal para estar bien alertas, si es que tenemos que trabajar, estudiar, manejar, entre otras opciones.

También es un estimulante del crecimiento del cabello y ha habido investigaciones que demostraron que es un desintoxicante del colón y del hígado.

Por otra parte, tras una ejercitación intensa ayuda a alivianar el dolor muscular.

Para evitar efectos que afecten nuestra salud se recomienda no exceder el consumo de cafeína más allá de los 600 mg. por día. Si alguien traspasa este límite puede ser que sienta que algunos de los efectos adversos ya mencionados: insomnio, nauseas, aumento del ritmo cardíaco, calambres, entre los físicos, mientras que entre los psíquicos se destacan la irritabilidad, el nerviosismo y la ansiedad.

 
 
 
Temas en Cafeína
 

Redes Sociales