Definición de Buffet

Cuando vamos a un restaurante valoramos toda una serie de aspectos: el tipo de comida que nos gusta, el precio que podemos pagar y la modalidad del servicio. Con respecto a sus modalidades, los restaurantes presentan todo tipo de versiones y una de ellas es el buffet. Consiste en la distribución de alimentos fríos y calientes para que el propio cliente decida qué quiere comer y en qué cantidad y a un precio previamente establecido. De esta manera, el cliente puede comer todo aquello que desee sin ningún límite y pagando una cantidad fija. Como norma general, los restaurantes tipo buffet incluyen la comida pero no la bebida.

Además de la variedad de platos a elegir y el precio cerrado de antemano, el buffet se caracteriza por el autoservicio, pues el cliente es el encargado de servirse los alimentos y de recoger la cubertería y la vajilla que va a emplear. Para que esto pueda hacerse cómodamente, se distribuye la comida en sectores (para los platos salados, los calientes, los fríos o los postres).

Este tipo de servicio se puede presentar de maneras distintas

- En la mayoría de hoteles se presenta para el desayuno.

- En ciertos establecimientos se combina el desayuno y la comida, es decir, un brunch.

- Hay buffet de tarde, de gala o de noche.

- Con una comida especializada (hay buffets de cualquier gastronomía) o con una cocina internacional.

Desde el punto de vista de la organización del establecimiento, hay dos posibilidades para distribuir los alimentos: mesas pegadas a la pared o mesa isla (también conocida como mesa libre). Estas opciones tienen una finalidad: que el cliente se desplace en una dirección determinada y no de manera desordenada.

El tipo de cliente adecuado

Un restaurante de lujo o un fast food está pensado para un perfil de cliente. Lo mismo sucede con un buffet. Esta opción es válida para las personas que desean comer abundantemente y para quienes no quieran sorpresas a la hora de pagar la cuenta. Y no son adecuados para quienes prefieren que se les sirva la comida cómodamente en su asiento o para las personas que comen poco.

El término buffet es un ejemplo de la importancia de la gastronomía francesa

La palabra buffet proviene del francés y originariamente hacía referencia a un tipo de mesa. Con el tiempo se empleó el término para aludir a un tipo de restaurante.

En cualquier caso, el término buffer nos recuerda que la terminología de la gastronomía francesa está muy presente en el mundo de la cocina y la restauración. No hay que olvidar que términos como gourmet, mise en place, maitre, mousse, croissant, bistro o barbecue son todos ellos franceses pero reconocidos internacionalmente.

Fotos: Fotolia - Kurhan / Dmitry Vereshchagin

 
 
 
 
Autor: Javier Navarro. Oct., 2016.
×
 
 
 
Índice
  • A
  • B
  • C
  • D
  • E
  • F
  • G
  • H
  • I
  • J
  • K
  • L
  • M
  • N
  • O
  • P
  • Q
  • R
  • S
  • T
  • U
  • V
  • W
  • X
  • Y
  • Z