General » Austeridad

Definición de Austeridad

Se entiende por austeridad a toda aquella condición que supone la falta de exageración, la presencia de la esencia misma de una cosa, una actitud o presentación humilde o poco extravagante.

Vivir sin lujos ni extravagancias, aquello sobrio y sin adornos

Normalmente el concepto está asociado a una vida sin lujos, sin excentricidades, ni gastos superfluos, cuando se aplica justamente sobre la forma en la que viven las personas, en tanto, cuando el término se aplica sobre cosas o situaciones implicará que las mismas no presentan adornos y se caracterizan por la sobriedad.

La austeridad puede ser tanto una característica de la personalidad de un individuo como también una característica de un objeto o de una situación específica, como recién indicábamos.

Siempre que hablemos de austeridad estaremos haciendo referencia a cosas, elementos o situaciones en las cuales la simpleza, la falta de exageración y extravagancia están presentes.

La austeridad es una de las características que una persona puede desarrollar como parte de su carácter o de su manera de afrontar la vida. En este sentido, la austeridad puede ser definida como un modo de enfrentar las situaciones de manera natural, sin extravagancias, lujo o exageraciones.

Austeridad como forma de vida

Muchas veces, la austeridad tiene que ver con la decisión de no generar tantos gastos a partir de bajar el consumo: de ese modo, uno no es austero solamente por no gastar dinero si no por no generar demasiado desgaste al planeta al consumir menos elementos y productos. Aquí podemos decir que se lleva adelante un estilo de vida austero que no necesita demasiadas cosas y que puede significar comodidad o satisfacción aún sin contar con lujos o exageraciones.

Es decir, en este caso estamos ante una postura o filosofía de vida en la cual prima vivir con aquello que se necesita, sin más ni menos, y no por una cuestión de ahorro, sino a causa de una decisión de vida, para como ya decíamos no desgastar al mundo, tan maltratado por cierto con el exceso de consumo que se aprecia por estos tiempos.

Además, la austeridad es también una característica o rasgo que se le puede encontrar a elementos, a situaciones, a formas de decoración.
Por ejemplo, es austero un regalo cuando es un obsequio simple, que no cuenta con demasiados lujos.
Un departamento es austero cuando no tiene una decoración muy recargada si no que cuenta con los elementos más básicos, o sea, el mobiliario que se necesita y que es funcional a la vida doméstica. Es austero un vestido cuando no tiene más que la tela de la que está hecho en vez de adornos y apliques.

Como se ve, entonces, muchas cosas pueden ser austeras si representan formatos simples, naturales y sin tanto recargo en sus detalles.

Despilfarro y abundancia, las contracaras

Las contracaras de este concepto son el despilfarro y la abundancia; la abundancia es la gran cantidad que existe de algo mientras que el despilfarro implica el gasto desmesurado de dinero o de recursos en cuestiones que no se necesitan realmente, por eso se habla de derroche.

Siempre aparece en las conversaciones cotidianas y también en los medios de comunicación masiva esta discusión sobre el derroche, el despilfarro versus la austeridad.

Por supuesto y como en todas las cuestiones que marcan diversas realidades existen voces a favor o en contra.

Austeridad versus despilfarro

Hay personas a las que ciertamente les encanta comprarse constantemente bienes materiales porque consideran que esa es la manera de disfrutar bien de la vida, o sea, disponen de recursos, entonces, los gastan en lo que quieren, cada vez que quieren y en la cantidad que les guste.

Mientras que por otra parte hay personas que piensan que este tipo de comportamiento no hace más que empobrecer el alma de la persona porque solamente se ciñe a la felicidad de lo material.

Como muchas veces hemos expuesto en este espacio, los extremos no son buenos, siempre, lo mejor e ideal es encontrar el equilibrio.

Ahora bien, en donde sí es imprescindible la austeridad para garantizar el bienestar social es en la administración pública. Un gobierno que despilfarra los recursos de todos no hará más que contribuir al empobrecimiento de su población y por caso no podrá garantizarles la satisfacción de las necesidades básicas: salud, educación, seguridad, entre las principales.

 
 
Autor: Cecilia Bembibre | Sitio: Definición ABC | Fecha: agosto. 2010 | URL: https://www.definicionabc.com/general/austeridad.php
 
 

Redes Sociales