Definición ABC » General » Ambidiestro

+

Definición de Ambidiestro

Una persona es ambidiestra cuando es capaz de desenvolverse con la misma habilidad tanto con la mano derecha como con la izquierda. Hay que tener en cuenta que normalmente cada individuo tiene una mayor destreza con una mano que con otra y es muy poco habitual la capacidad de utilizar ambas manos con la misma eficacia.

Con respecto al uso de las manos, hay tres opciones. La más común es ser diestro, lo cual consiste en utilizar la mano derecha para la mayoría de acciones (escribir, comer, lanzar un objeto, etc).

Aquellos que se manejan mejor con la izquierda son zurdos y esta posibilidad es menos frecuente y, por otra parte, históricamente la prevalencia de la mano izquierda ha sido considerada como una desviación sospechosa (curiosamente la palabra izquierdo tiene la misma raíz etimológica que siniestro).

Una tercera posibilidad es ser ambidiestro, una circunstancia muy inusual y que podría considerarse como una auténtica rareza. Entre las tres posibilidades, solamente la última es valorada como algo extraordinario y fuera de lo normal.

¿Por qué somos diestros, zurdos o ambidiestros?

El hemisferio izquierdo del cerebro controla el movimiento de la parte derecha del cuerpo y, de manera inversa, el hemisferio derecho es el que regula la actividad de la parte izquierda de nuestro organismo. A pesar de conocer gran parte de las funciones cerebrales, los neurocientíficos no tienen una respuesta definitiva que explique por qué somos mayoritariamente diestros (más del 80 % de la población mundial).

Una de las explicaciones a este interrogante podría ser el hecho de que la capacidad del lenguaje se encuentra en el hemisferio izquierdo y como el ser humano es el único animal que ha desarrollado el lenguaje esto explicaría la prevalencia de la derecha sobre la izquierda. En cualquier caso, continúa siendo un misterio el hecho de que haya personas ambidiestras. Lo que sí se sabe es que los ambidiestros son simplemente el 1% de la población mundial, no poseen un hemisferio dominante y, según algunos estudios, son propensos a padecer esquizofrenia y problemas en el aprendizaje.

La importancia de la mano en la evolución humana

Desde un punto de vista evolutivo podríamos decir que la mano tiene su propia "historia". En el proceso fisiológico de transformación los primeros seres humanos dimos un paso importante cuando nos convertimos en bípedos.

El bipedismo permitió que nuestras manos dejaran de actuar como apoyo para caminar y se convirtieron en herramientas muy útiles, tanto para agarrar alimentos como para manipular objetos. De esta manera, el perfeccionamiento de la destreza manual es una de las características genuinas de la evolución del hombre.

Fotos: Fotolia - A.KaZaK / Syda

 
 
 
Temas en Ambidiestro
 

Redes Sociales