Definición ABC » Economía » Vida Útil

+

Definición de Vida Útil

En una sociedad de consumo como en la que vivimos, todos o la gran mayoría de los bienes y productos tienen una vida útil limitada.

¿A qué refiere exactamente vida útil? Que para cada bien hay una estimación de cuánto tiempo va a poder ser usado sin perder sus características esenciales. Esta estimación la suelen proporcionar las empresas fabricantes para aportar información al consumidor. No hay que olvidar que este dato puede ser determinante para la adquisición de un producto.

Principales parámetros de la vida útil

Para establecer la vida útil de un objeto hay una serie de factores a considerar: la calidad de la materia prima empleada, el proceso de producción, la exposición a las condiciones naturales, el uso humano y el desgaste intrínseco del propio bien. Pensemos en un simple bolígrafo, su vida útil dependerá del desgaste de la tinta y no del material empleado para su fabricación.

La vida útil en la economía

Este concepto es de uso corriente en la terminología económica. Hay que tener en cuenta que la información sobre la vida útil de un producto es determinante para la contabilidad de una empresa. Por otra parte, saber cuánto tiempo va a servir un bien puede ayudar a programar su amortización, contabilizar posibles reparaciones o establecer una estrategia de marketing. Como es lógico, la vida útil de un producto está directamente relacionada con el proceso de producción de una empresa, con las variaciones de precio de dicho producto y, en definitiva, con la rentabilidad empresarial.

La obsolescencia programada

Se entiende por obsolescencia programada la estrategia de las propias empresas para que la vida útil de un producto sea la más adecuada posible para sus intereses económicos. Esto presenta un conflicto de intereses entre productores y consumidores, pues el fabricante no hace el mejor producto posible, sino que dicho producto ha sido programado para dejar de servir en un momento determinado (por ejemplo, una fotocopiadora puede programarse para hacer 20.000 fotocopias y a partir de este número el aparato deja de funcionar y su vida útil ha finalizado).

El fenómeno de la obsolescencia programada tiene una lógica aplastante desde el punto de vista empresarial, ya que si un producto tuviera una vida útil ilimitada, la empresa que lo fabrica podria llegar a perder dinero y acabaría cerrando. Sin embargo, es evidente que este tipo de prácticas tiene una intención engañosa hacia el consumidor.

Con respecto a este fenómeno, países como Francia y otros han impulsado leyes que persiguen los abusos asociados a esta forma de fabricación.

Fotos:Fotolia - Igoror - Andrey Popov

 
 
 
Temas en Vida Útil
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •