Definición ABC » Economía » Plusvalía

+

Definición de Plusvalía

La plusvalía es una palabra que se emplea en nuestro idioma para indicar el aumento que ha experimentado en su valor una cosa y a razón de causas externas a la misma.

Aumento que un bien u objeto experimenta por causas externas

La casa de mis padres ha sufrido una plusvalía dado que el barrio de Palermo se convirtió en un muy redituable polo gastronómico y también comercial y entonces ello subió la valuación de las propiedades de la zona.”

Se trata de un término que ha sido desarrollado por la teoría económica y que refiere etimológicamente más valor.

Entonces, la sucesión de hechos, acontecimientos ajenos a una cosa, o bien hacen que los mismos padezcan un aumento en su valor y por ende en la intención de las personas por querer poseerlos.

El ejemplo recién brindado de la propiedad es uno de los que mejor grafica el concepto que suele aparecer denominado también como plusvalor.

A instancias del proceso de producción el valor lo creará la mano de obra interviniente.

Sino media esta mano de los trabajadores sobre la materia prima, para modificarla y así generar un producto, la misma no tendrá valor alguno.

Comunismo: dinero que es acumulado por el capitalismo a costa del esfuerzo de los trabajadores

Por otro lado, para el comunismo, la plusvalía consiste en el dinero que acumula la clase capitalista a costa de los esfuerzos realizados por los obreros.

Concepto desarrollado por el economista David Ricardo y retomado por Marx que pretende su supresión porque privilegia al capitalismo en detrimento de los obreros

Cabe destacarse, que el origen de esta palabra se remonta a dos siglos atrás, en el siglo XIX, y más precisamente ha sido el filósofo alemán, creador del Marxismo, Karl Marx, quien la ha difundido.

De acuerdo al ideario sostenido por Marx la plusvalía consistía en la acumulación de dinero perpetrada por la clase capitalista gracias al esfuerzo que oportunamente realiza el obrero.

Porque el obrero recibe un determinado salario como pago por la actividad que desarrolla, pero claro, existe un valor adicional, por arriba, que el empleado trabaja que no se le paga y el que lo termina percibiendo es el dueño de los medios de producción, el capitalista, en términos de la ideología Marxista.

Marx consideraba que a cada producto le corresponde un valor que estará en estrecha asociación con un tiempo de trabajo necesario para poder ser producido.

En tanto, la fuerza de trabajo es comprendida por Marx como un producto cuyo precio estará vinculado a lo que el trabajador necesita para vivir dignamente.

Ahora bien, si un empleado solamente trabajando cinco horas por día consigue satisfacer las necesidades propias y las de su entorno pero su empleador lo hace trabajar diez horas, entonces, habrá cinco horas que constituyen la plusvalía del empleador, quien precisamente se las adueña, las utiliza para su propio beneficio y así continúa aumentando su capital.

Para ponerlo más claro, la plusvalía es lisa y llanamente una explotación a los ojos del Marxismo.

No podemos soslayar que ha sido David Ricardo, economista inglés, referente de la economía clásica y pionero de la macroeconomía, quien teorizó primeramente sobre este concepto y que terminó por influirlo a Marx.

Ricardo goza del hito de ser un economista que ha siso invocado y leído por economistas de diversas y antagónicas raíces, por caso, es que alguien como Marx, situado ideológicamente en las antípodas, ha estudiado su teoría e incluso su síntesis sobre la plusvalía terminó influyendo en él ciertamente y es la que le permitió concluir que la misma perjudica sustancialmente a los trabajadores y beneficia directamente al capitalismo.

Marx consideraba a la plusvalía una tremenda injusticia social ya que aunque los productos generen cuantiosas ganancias el empleado no recibirá más dinero, más salario por ello, ni mucho menos, sino que el dinero excedente terminará en manos de los capitalistas.

Los empresarios, según Marx, se enriquecían sobremanera a costa del esfuerzo que realizaban otros, y así es que consideraba tremendamente injusto a este sistema.

Como consecuencia, el marxismo, propugnaba por la desaparición de la plusvalía y en contrapartida proponía que fuesen los obreros, a instancias de una cooperativa, quienes pasen a ser dueños de las fuerzas de producción.

Los dos sinónimos que más empleamos en lugar de este concepto que vale mencionar no presenta un uso tan frecuente en el idioma son los de incremento y valoración.

 
 
 
Temas en Plusvalía
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •