Definición ABC » Economía » Packaging

+

Definición de Packaging

La palabra inglesa packaging se puede traducir como empaquetado o embalaje. Este término se usa habitualmente en relación con todos aquellos artículos que requieren de algún tipo de envase para su distribución y venta. Desde el terreno de la publicidad, cumple un papel fundamental como parte íntegra del proceso de venta comprendiendo la presentación del producto.

Los procesos de packaging en el transporte de mercancías

Desde la fábrica hasta el punto de venta un producto puede llegar a recorrer miles de kilómetros. Por este motivo, es necesario que su envoltorio sea seguro, fácil de colocar y con un adecuado peso y tamaño.

Una parte importante del marketing

A la hora de comprar un producto el consumidor valora su precio, su utilidad y su facilidad de uso. Sin embargo, el envoltorio del mismo juega un papel destacado. Los responsables de las marcas comerciales conocen esta realidad y por este motivo son especialmente cuidadosos en los procesos de packaging. Si un buen producto no tiene la adecuada presentación, es muy probable que el volumen de ventas se vea afectado negativamente.

En el proceso de packaging intervienen elementos diversos, como el diseño de logos, el uso de materiales resistentes, etiquetas y certificaciones, tipografía, colores empleados... Todo lo relativo al envoltorio y al embalaje de un producto tiene una finalidad y, en consecuencia, los objetivos de una marca comercial dependen de la calidad técnica y el diseño del packaging.

Cada artículo debería presentarse con una estrategia de packaging

Si un empresario comercializa un vino de alta calidad orientado a un cliente selecto tiene que plantearse algunas cuestiones antes de poner en el mercado dicho producto. Muchos de estos interrogantes están relacionados con todo aquello que envuelve al vino, como el tipo de botella, su etiquetado o las cajas donde se conservan.

En el contexto del vino, un viticultor se pondría en contacto con una empresa especializada en packaging para diseñar una estrategia efectiva.

Una simple caja

Muchos artículos se venden en cajas de cartón. Para que este envoltorio sea lo más adecuado posible debe cumplir con ciertos requisitos. En primer lugar, que la caja sea resistente y que garantice la seguridad del producto que hay en su interior. En segundo lugar, tiene que ser atractiva por algún motivo, ya sea por su color o su diseño.

Como es lógico, es importante que el montaje de la misma sea fácil y con la menor complejidad posible. Por último, la caja tiene que ser económica.

En los últimos años las empresas de este sector están impulsando el self-packaging. Esta modalidad consiste, en pocas palabras, en facilitar todos los elementos de una caja y un plano de instrucciones para que el propio cliente la monte y le dé su propio toque personal.

Fotos: Fotolia - Maksym Yemelyanov / Denisismagilov

 
 
 
Temas en Packaging
 

Redes Sociales