Definición ABC » Economía » Microcrédito

+

Microcrédito - Definición, Concepto y Qué es

Un crédito es una cantidad de dinero que se presta a alguien con el propósito de comprar algo o poner en marcha un proyecto personal o empresarial. Normalmente se solicita un crédito a una entidad bancaria y para ello es necesario ofrecer algún tipo de garantía o aval.

Por otro lado, los créditos tradicionales van acompañados de ciertos trámites administrativos (presentación de una nómina como garantía, apertura de una cuenta corriente, la vinculación del crédito con otro producto bancario, entre otros). Como es lógico, un banco da un crédito con unos intereses, por lo que el solicitante del crédito debe devolver el capital más los intereses en un plazo determinado.

La explicación sobre lo que es un crédito tiene sentido puesto que un microcrédito es lo mismo pero en pequeña escala. En otras palabras, un crédito suele destinarse a comprar un vehículo, montar un negocio o adquirir una casa, mientras que un microcrédito está orientado a un tipo de actividad o proyecto que no implica una gran suma de dinero, lo cual que no significa que el microcrédito sea menos importante que el crédito.

Los microcréditos en zonas subdesarrolladas

En algunos países hay territorios en los que sus habitantes no pueden prosperar económicamente porque no pueden acceder al crédito bancario convencional con normalidad. Si una mujer no tiene trabajo y tampoco un aval y solicita un crédito a un banco para montar un negocio es más que probable que el banco le diga un rotundo no.

Esta circunstancia no es simplemente un ejemplo, sino que nos sirve para recordar que un sector de la población mundial no puede acceder al crédito. Sin embargo, en las últimas décadas algunas ONG´S y bancos alternativos han puesto en marcha microcréditos para aquellos que no pueden satisfacer los requisitos de la banca convencional.

Microcredito-2

Microcréditos para las mujeres

Los microcréditos están destinados a sectores desfavorecidos de la población y en especial a las mujeres. Esto se debe a un doble motivo: la mujer suele ser una víctima del subdesarrollo y al mismo tiempo está comprobado que la mujer es más responsable que el hombre a la hora de cumplir con sus compromisos financieros.

Gracias a los microcréditos las mujeres y otros colectivos desfavorecidos (por ejemplo, las personas con alguna discapacidad) tienen la posibilidad de poner en marcha pequeños proyectos empresariales y salir adelante.

Los microcréditos tienen una clara dimensión social y deben ser entendidos exclusivamente en términos de rentabilidad financiera.

Fotos: iStock - BraunS / alashi

 
 
 
Temas en Microcrédito
 

Redes Sociales