Definición ABC » Economía » Gravamen

+

Definición de Gravamen

GravamenTradicionalmente utilizado para establecer una carga u obligación sobre determinado bien o servicio, el gravamen es un impuesto que existe en todas las sociedades y que supone que para acceder a determinado elemento hay que pagar por él. En la actualidad, los diferentes tipos de impuestos que existen se aplican sobre todos los bienes que conocemos en diferentes formas, estando algunos de ellos incluidos en el precio final (por lo cual son menos visibles) y hay otros que se aplican a determinas acciones, actividades o compras recién a partir de su efectivización.

Un recurso esencial para el funcionamiento del Estado

Normalmente la función de estos impuestos es la de financiar gastos del acreedor. Pensemos en el estado, los gobiernos de acuerdo a sus necesidades y políticas pueden establecer gravámenes. Mientras tanto, el dinero que se recauda de esos gravámenes vía órgano competente será reunido por las arcas del estado que luego lo repartirá entre las diversas áreas para poder afrontar los gastos de la administración pública como así también cumplir con los servicios básicos que demanda una comunidad: salud, educación, seguridad, cultura, entre otros.

Históricamente y por mucho tiempo las sociedades fueron tributarias, es decir que debían pagarle al Estado algún tipo de tributo o impuesto. A veces ese impuesto podía estar relacionado con la posibilidad de usufructuar algo como por ejemplo las tierras de determinada región, pero muchas otras veces tenía que ver con el pago anual o mensual que había que entregarle al Estado de manera sistemática y obligatoria. El tributo en aquellos casos era en especias ya que todavía no existía el dinero o la moneda tal como la conocemos hoy en día y el pago se realizaba con productos (por ejemplo, los cultivos).

Imprescindibles para que el estado afronte sus gastos y cumpla conforme con los servicios que le toca gestionar y brindar a sus ciudadanos

De esto se desprende que los gravámenes que los gobiernos establecen son imprescindibles para que el estado pueda afrontar sus gastos y cumplir conforme con los servicios que le toca gestionar y brindar a sus ciudadanos. Cuando la gente no paga como corresponde sus gravámenes ello incidirá directamente sobre esa recaudación y por ende habrá menos dinero a la hora de destinar a áreas sensibles como las indicadas.

El gravamen en las sociedades actuales y sus características

En las sociedades modernas el impuesto ha tomado otro tipo de función. Ya no se le paga al Estado un gravamen por pertenecer a determinado grupo social sino que se gravan determinadas actividades, bienes o servicios. Los territorios, los bienes de lujo, los productos que se consumen poseen siempre algún tipo de impuesto que es recaudado por el Estado para que después esos recursos (hoy en día siempre en dinero) se redistribuyan entre el total de la sociedad.

Dependiendo del modelo económico de cada sociedad, los gravámenes pueden ser mayores o menores en cada actividad o producto. Al mismo tiempo, pueden estar presentes en mayor cantidad de cosas o ser casi inexistentes. En sociedades con tradición liberal los impuestos suelen ser escasos o nulos mientras las sociedades de tipo comunista o socialista pueden presentar una mayor carga tributaria.

Una obligación ciudadana que de no cumplirse puede generar un castigo

El pago de gravámenes, cuando ello corresponde, es una obligación que todos los ciudadanos tienen que afrontar y que por supuesto está regulada por ley. En caso de no cumplir con esas obligaciones, el contribuyente en cuestión puede ser sancionado de acuerdo a lo que la normativa vigente establece para esos casos.

Generalmente, la primera instancia es la intimación del contribuyente a través de un aviso de deuda. Luego, si no se regulariza la situación, el organismo que corresponde podrá iniciar acciones legales contra el ciudadano.

 
 
 
Temas en Gravamen
 

Redes Sociales