Definición ABC » Economía » Fortuna

+

Definición de Fortuna

El trabajo es un bien muy necesario como medio que aporta un soporte económico a la familia. El sueldo que cada trabajador logra gracias a su empleo es un medio de estabilidad económica pero también, una fuente de ahorro. Algunas personas logran hacer una auténtica fortuna, es decir, tienen mucho dinero en su cuenta bancaria. Una fortuna también puede estar motivada por el factor suerte de haber ganado el premio de la Lotería o también, puede ser el resultado de haber hecho buenas inversiones.

Por otra parte, existen empleos mejor pagados que otros. Por tanto, es más fácil hacer una fortuna cuando se trabaja en una profesión muy bien valorada económicamente. Algunas publicaciones publican cada año listas de los hombres más ricos del mundo.

Buena suerte

Por otra parte, el término fortuna también puede ser utilizado en un contexto distinto por su vinculación con el factor suerte. Por ejemplo, en la recta final de año, es frecuente que hagamos balance de los logros alcanzados a lo largo de los doces meses y de los regalos que nos ha dado la vida en este tiempo.

Si el balance del año ha sido gratificante, la persona suele decir: "Me siento afortunado por todo lo que he vivido". Es decir, surge un sentimiento de satisfacción como agradecimiento hacia la buena suerte como un elemento que también tiene influencia en nuestra propia vida.

Podemos clasificar como un signo de buena fortuna todos aquellos acontecimientos que ocurren a favor del sujeto. Por ejemplo, una persona que está en búsqueda activa de empleo y logra un buen trabajo en un breve espacio de tiempo, puede considerarse afortunada por haber logrado este objetivo.

La mala suerte

Por el contrario, también existe la mala fortuna. Esa que se muestra cuando una persona está en el lugar equivocado en el momento más inoportuno. En determinadas circunstancias de la vida, tendemos a decir que no hemos logrado algo como consecuencia de la mala suerte que puso obstáculos en nuestro camino. Un hecho dramático ocurrido de forma inesperada es un ejemplo de mala fortuna.

La fortuna como un elemento que influye en nuestro destino, nos hace tomar conciencia de cómo no todo depende de nuestra voluntad. Es decir, existen elementos que dependen de la propia voluntad pero otros muchos factores, trascienden a nuestra propia elección.

Fotos: iStock - Nastia11 / targovcom

 
 
 
Temas en Fortuna
 

Redes Sociales