Definición ABC » Economía » Explotación minera

+

Definición de Explotación minera

Explotación mineraLa explotación minera es una actividad ciertamente milenaria. Está probado por los diversos descubrimientos de disciplinas que indagan sobre el pasado de la humanidad que el hombre explota minas para obtener de ellas valiosísimos minerales desde hace miles y miles de años.

Dados los fantásticos dividendos que reporta a las empresas privadas y públicas que la practican es que la explotación minera se convirtió en una de las actividades económicas más importantes del mundo.

Básicamente consiste en la utilización de diversas herramientas y maquinarias especiales, más recursos humanos, que permitirán obtener aquellos minerales que se generaron y permanecen excepcionalmente en algunos suelos tras los diversos procesos geológicos acaecidos en nuestro planeta.

Ahora bien, dentro de la explotación de minas existen dos modalidades que tienen que ver con la ubicación de la reserva de minerales. Por un lado, la explotación de minas subterráneas que como su nombre ya nos lo anticipa se efectúa debajo de la superficie terrestre, en túneles, por ejemplo, donde se hallan enquistados los minerales. En este caso, la tarea de explotación se lleva a cabo de manera manual ya que es sumamente complicado ingresar en estos reductos subterráneos complejas máquinas como las que sí se usan a instancias del otro tipo de explotación.

Y por su lado, la explotación minera a cielo abierto, como también nos anuncia su designación, se realiza en la mismísima superficie y es posible entonces utilizar grandes maquinarias, que claro, hacen más sencillo un trabajo que de por sí no es simple ni mucho menos.
Esta es sin dudas la gran ventaja de este tipo de explotación frente a la anterior.

Cabe destacarse que aunque como señalamos la explotación minera es una fuente de ingresos económicos muy importante para muchas economías y asimismo ayuda a echar a andar otras industrias, el impacto que esta actividad genera a su paso en nuestro medio ambiente es sin dudas trágico y tremendo.

Principalmente debemos señalar la destrucción de los suelos y como contrapartida la aparición de nuevos suelos que no son los naturales. Esto ya atenta contra el equilibrio natural del sistema, dificultando el desarrollo de la vegetación que no encuentra por supuesto las mismas condiciones que en los suelos naturales.

Y por otra parte nos encontramos con la contaminación de aguas y de aire a raíz de las fuertes concentraciones de plomo y de azufre que se expanden con la explotación.

 
 
 
Temas en Explotación minera
 

Redes Sociales