Definición ABC » Economía » Déficit fiscal

+

Definición de Déficit fiscal

Deficit-fiscalLos ciudadanos pagan impuestos para que el estado recaude dinero y así pagar toda una serie de infraestructuras y servicios: sanidad, educación, sueldos de los funcionarios, carreteras y un largo etcétera. El estado tiene un organismo destinado a recaudar dinero de los ciudadanos ( en España es la Agencia Tributaria y popularmente se le llama hacienda ).

Hay todo tipo de impuestos. Unos incrementan el valor de los productos, los hay relacionados con la actividad laboral y hay diversos modalidades de tasas. Son variantes de una misma idea: los impuestos. A nadie le gusta pagarlos, pero es una obligación ciudadana y no hacerlo tiene sanciones económicas.

El déficit fiscal se produce cuando los gastos del estado son superiores a los ingresos obtenidos a través de los impuestos. El déficit fiscal se refiere a un periodo determinado, un año normalmente.

Los gobernantes de una comunidad ( pueblo, ciudad o país ) realizan unos presupuestos económicos para organizar la actividad del conjunto de sus instituciones. El presupuesto es una estimación aproximada de lo que previsiblemente va a ocurrir. Se calculan los ingresos que se van a obtener y, paralelamente, se distribuye el dinero ( partidas presupuestarias ) para unos fines.

El presupuesto es una estimación y a veces los cálculos son erróneos porque la actividad económica tiene altibajos y aspectos imprevisibles. En consecuencia, hay un déficit fiscal si lo que se pretendía recaudar inicialmente no se consigue y, por lo tanto, el nivel de gastos es mayor que los ingresos.

Existe déficit fiscal si el saldo entre los ingresos y gastos es negativo, es decir, la recaudación no es suficiente para cubrir los gastos. Y no hay déficit fiscal si los ingresos obtenidos superan a las obligaciones de gasto público que deben satisfacerse.

El déficit fiscal es un dato relevante en la economía de un país. El déficit fiscal es un problema en varios sentidos. Por una parte, provoca una deuda y ésta debe solucionarse con una emisión de deuda que, a su vez, genera unos intereses. Además, el déficit fiscal, implica que los impuestos que pagan los ciudadanos no son suficientes para mantener las instituciones del Estado. En consecuencia, el déficit fiscal puede originar un incremento en el nivel de impuestos, ya que con éstos teóricamente se recaudan más ingresos. El problema está en que más impuestos no significa necesariamente que se recaude más dinero. Entre los economistas hay discusiones sobre cuál es el déficit fiscal asumible.

Uno de los problemas relacionados con este parámetro económico es el fraude fiscal, el dinero que el estado no recauda porque una parte de la actividad económica no es legal y no se declara a hacienda. Cuanto mayor sea el fraude, mayor será el déficit.

 
 
 
Temas en Déficit fiscal
 

Redes Sociales