Definición ABC » Economía » Comercio Interno

+

Definición de Comercio Interno

El comercio interno que es el que nos ocupa en esta reseña, también denominado como comercio interior, es aquel comercio que se concreta entre comerciantes e individuos que viven en la misma nación y entonces se encuentra bajo las mismas reglas comerciales.

Actividad comercial que se lleva a cabo entre comerciantes que viven en la misma nación

Por ejemplo, un producto x que es fabricado en el país, luego es comercializado entre comerciantes que residen en el mismo, y finalmente es comprado por el consumidor nacional, local.

Regulación por el código de comercio

Designado también como comercio interior, nacional, o doméstico, se rige por una serie de normas que están contenidas en un documento llamado código de comercio, que por supuesto deberá ser respetado por todos los actores intervinientes en esta actividad, porque de lo contrario podrán recaer sanciones sobre aquellos que las contravienen.

Una actividad económica milenaria

El comercio es una de las actividades económicas más tradicionales y populares que realizamos los seres humanos y que supone el intercambio de materias primas, de bienes, productos, materiales, entre otros, a cambio de un valor determinado que se le asignará a cada uno de éstos.

El comerciante , que es aquel individuo que recibe el valor monetario por la venta del producto o bien que comercializa, obtiene justamente beneficios económicos por esta actividad que le permiten sustentarse.

Desde muy lejos en el tiempo, los hombres cuando comenzaron a experimentar la abundancia de algunos bienes decidieron que obtener beneficios comerciales de ellos, ya que no los necesitaban para usarlos, era la mejor manera también de aprovecharlos, y así es que los ponían a la venta y recibían a cambio dinero, o bien aquellos otros bienes que no poseían y que sí necesitaban, el famoso trueque.

La fenomenal extensión del comercio implicó la diversificación de la actividad y así es que hoy nos podremos encontrar con diversos tipos de comercio.

Cabe destacarse que producto de esta actividad comercial que le impone cánones a comerciantes y los consumidores, el estado recibe tributos que serán empleados por el gobierno de turno para satisfacer necesidades básicas del país como ser salud, educación, seguridad, entre otras.

Clases de comercio interno: minorista y mayorista

En tanto, el comercio interno de una nación puede dividirse en dos grandes ramas, por un lado, el comercio minorista, y por otro el mayorista.

El minorista consiste en la venta directa al consumidor final al por menor, mientras que el mayorista implica la venta de grandes cantidades de productos, al por mayor, generalmente a distribuidores, intermediarios, o clientes corporativos que no son consumidores finales.

El comercio interno se mueve no solamente a partir de la actividad que llevan a cabo los comerciantes formales, o sea, los que están debidamente registrados y cumplen con la normativa vigente, sino también por aquellos llamados informales, que trabajan por fuera de la legalidad.

La importancia del comercio interno en el crecimiento económico y en la generación de empleo en un país

Esta situación tendrá repercusiones directas sobre el desarrollo de la economía de una nación, así si hay una mayor cantidad de comerciantes formales, la economía presentará un desarrollo importante y creciente, mientras que si por el contrario, el comercio interno lo dominan los ilegales, el crecimiento de la economía será prácticamente nulo.

Y también las tendrá sobre el desarrollo generalizado que presente ese país dado que si el comercio interior es mayormente formal, la recaudación tributaria que procede de la misma será mayor y permitirá al estado poder satisfacer las demandas sociales de la nación, lo que se traducirá en un mayor bienestar a la población, esto por supuesto si los ingresos se distribuyen de manera coherente y efectiva, sin mediar corrupción.

Y ni hablar de la relevancia que ostenta este comercio en la generación de puestos de trabajo, siendo la plaza más importante que emplea a la población activa de un país.

Asimismo debemos decir que el comercio interno exitoso permitirá a las empresas locales una proyección internacional que siempre implicará un contexto muy positivo para la valoración económica de la nación.

Por el lado contrario del comercio interno, nos encontramos con el comercio externo, que es aquel comercio que se concreta entre comerciantes, individuos, empresas, que viven en diferentes naciones.

Esta situación geográfica dispar implicará que cada cual deberá atenerse a las condiciones comerciales que impone la nación a la cual le vende sus productos o servicios.

 
 
 
Temas en Comercio Interno
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49198 fans
  • Twitter
    2289
  • Google
    439
  •