Definición ABC » Economía » Carga social

+

Definición de Carga social

Las cargas sociales son el conjunto de contribuciones que el empleador tiene la obligación de pagarle al estado y al organismo sindical, dependiendo de la actividad en cuestión, todos los meses, en concepto por el trabajo de sus empleados.

Contribuciones que el empleador debe erogar mensualmente por cada trabajador y que tienen como destino la jubilación, formación profesional, la obra social…

Entre las mismas se cuentan diversos conceptos que las conforman, tales como: aportes jubilatorios que le permitirán el día de mañana, al empleado, cuando le llegue la hora de jubilarse, acceder a la jubilación; obra social; cuota sindical; seguro de vida; y aseguración de riesgos de trabajo (ART), que es el organismo que interviene cuando el empleado padece algún accidente laboral, haciéndose cargo de su atención personalizada, entre otras.

Una de las acepciones que presenta la palabra carga dice que la misma es un impuesto o gravamen, en tanto, el término social se aplica para referirse a aquello que es propio o relativo a una sociedad.

Mientras tanto, ambas referencias unidas se usan para denominar a la cantidad de dinero que una empresa tiene que abonar al estado en concepto de seguridad social por los empleados que dispone contratados.

Es decir, una empresa, o un empresario, cada mes, deberán depositar, ante un organismo estatal, una suma de dinero establecida para cubrir de ese modo las necesidades sociales de sus empleados, entre ellas la obra social por ejemplo.

Cabe destacarse que las cargas sociales que se abonan se encuentran en estrecha vinculación con el salario que se paga y las mismas también pueden ser diversas dependiendo de la política social vigente.

No implican un monto fijo mensual sino que el mismo al estar en relación a los sueldos y otras variables, puede variar.

Por otro lado y dependiendo de la legislación en la materia, en la nación que corresponda, las cargas sociales pueden implicar un gravamen a la formación profesional el cual se destina a la enseñanza de mano de obra, entre otras actividades.

Si bien la que mencionaremos a continuación es una cuestión que también puede fluctuar de país a país, por ejemplo, en algunos lugares del mundo, las cargas sociales, serán notables en número, cuanta más alta sea la cantidad de trabajadores que perciben un salario por debajo del considerado en el tope salarial.

Por otra parte, vale considerar que siempre las cargas sociales a abonar incidirán en el costo de mano de obra, aumentándolo, por supuesto, y por caso, ello tenderá a aumentar también el precio de fábrica que se le asigne a un producto o a un servicio.

Para aclarar mejor el concepto vamos a un ejemplo concreto, en un consorcio, hay cuatro empleados, entonces, cada mes, cuando se liquidan las expensas, los propietarios e inquilinos abonan por estos no solamente los sueldos sino también el importe correspondiente a las cargas sociales que cada uno representa y que como dijimos está asociado al monto del salario que percibe cada cual.

Un pago obligatorio del cual depende la jubilación futura de un trabajador

Normalmente, el pago de las mismas debe hacerse a nombre del agente recaudador estatal, que además es el encargado de controlar y hacer cumplir el pago correspondiente por las mismas, cada mes.

Por supuesto que la falta de pago o el atraso generará un interés que deberá ser cancelado junto al monto correspondiente al mes en el que no se pagó.

El empresario que incurre en la falta de pago de este gravamen estará incurriendo en un delito y deberá responder más tarde o más temprano por esa falta.

El principal problema de no abonarle a un empleado las cargas sociales correspondientes es que se le estará complicando el día de mañana su ingreso al régimen previsional.

La jubilación es el retiro de la actividad laboral de un trabajador, que por su edad o por alguna incapacidad ya no se encuentra en estado para seguir trabajando.

Para concretarla se debe realizar un trámite administrativo ante el estado o ante la institución correspondiente, dependiendo del sistema jubilatorio, y una vez aprobado esa persona empezará a recibir mensualmente su jubilación.

Se trata de un derecho que está contenido a instancias de la seguridad social y que se percibirá hasta el día de la muerte.

La edad para jubilarse varía en cada país, aunque suele oscilar entre los 60 y 70 años.

En los sistemas en los que la jubilación está a cargo del estado el dinero se obtiene de las cargas sociales, entre otros, o sea, de los aportes obligatorios que tiene el empleador y de los que efectúan los trabajadores en relación de dependencia o independientes.

 
 
 
Temas en Carga social
 

Redes Sociales

  • Facebook
    49115 fans
  • Twitter
    2303
  • Google
    453
  •