Derecho » Sedición

Definición de Sedición

En la legislación penal de la mayoría de países existe el denominado delito de sedición. Consiste en el acto de rebeldía por el cual un grupo de individuos desobedecen el marco legal establecido. En otras palabras, es un delito contra el poder del estado y el orden constitucional. En este sentido, se postulan dos delitos muy similares, el de rebelión y el de sedición.

El delito de sedición

Consiste básicamente en un acto de insubordinación por parte de un colectivo. La mayoría de juristas consideran que este delito se produce contra algún poder del estado y no contra todo el estado. Por este motivo, la sedición es considerada como una rebelión menor.

Como pauta general, la sedición se realiza con una acción violenta con el propósito de que algún poder o institución del estado no realice sus funciones ordinarias. En el acto delictivo de la sedición suelen intervenir una pluralidad de individuos, normalmente militares y civiles. Quienes cometen este tipo de actos son denominados sediciosos y la finalidad de su comportamiento hostil es impedir el cumplimiento de ciertas leyes. Los actos sediciosos suelen estar relacionados con los procesos electorales y se producen obstaculizando o perturbando el desarrollo de una jornada electoral.

En definitiva, se trata de una acción delictiva por la cual se impide que la autoridad legal establecida pueda ejercer sus funciones con normalidad.

El delito de rebelión

Se produce cuando un colectivo de personas lleva a término un levantamiento armado contra el poder legítimo establecido. Por lo tanto, la rebelión es una conducta que atenta contra el estado. Como norma general, este tipo de actos se realiza con la intención de cambiar la forma de gobierno e imponer un nuevo orden legal en una nación. Se trata de un delito que no afecta a un individuo concreto, sino que se aplica a un colectivo y desde el punto de vista legal las personas que intervienen son coautores del acto delictivo. Si el levantamiento en armas triunfa los rebeldes toman el poder político y los vencidos (los representantes del poder legal) son declarados rebeldes.

En definitiva, el delito de rebelión tiene los siguientes elementos

1) se produce un alzamiento o levantamiento armado por parte de un colectivo y

2) hay un acto de desobediencia contra la autoridad del estado.

Foto: Fotolia - fotorince

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: septiembre. 2016 | URL: https://www.definicionabc.com/derecho/sedicion.php
 
 

Redes Sociales