Definición ABC » Derecho » Registro de la Propiedad

+

Definición de Registro de la Propiedad

Cuando se compra una vivienda, un terreno o un local es habitual inscribir el bien adquirido en una institución, el registro de la propiedad. La finalidad de dicha inscripción es garantizar y proteger los derechos legítimos de un propietario frente a otras personas. Al determinarse de manera pública y fehaciente la posesión de un bien se está protegiendo la condición de dueño legítimo. De esta manera, quien posee una propiedad puede venderla o alquilarla con todas las garantías que establece la ley.

Un organismo controlado por los gobiernos

Como pauta general el coste de la inscripción depende del valor del inmueble y de las tarifas previamente establecidas por el gobierno (para garantizar la transparencia de este procedimiento se publican las tarifas en el boletín oficial del estado).

La información del registro es pública, pero siempre se deben respetar las leyes de protección de datos, por lo que la persona que solicite la información de una propiedad deberá identificarse adecuadamente y justificar el motivo de su petición. El derecho de inscripción no prescribe y, por lo tanto, tiene un carácter vitalicio y no es necesaria su renovación.

En algunos países este trámite en el registro es obligatorio, mientras que en otros tiene un carácter voluntario. Este organismo gestiona su actividad en distintas secciones y departamentos: comercio, hipotecas, civil, etc. Con este sistema es más fácil realizar cualquier tipo de consulta.

Como criterio general cada registro de la propiedad tiene relación con un territorio concreto. Se pueden inscribir todo tipo de bienes: hipotecas, viviendas, usufructos, servidumbres, embargos, etc. En cualquier caso, toda inscripción tiene su correspondiente número de registro.

La certeza jurídica sobre la propiedad

La propiedad de un bien puede generar disputas y conflictos legales. Con el registro de la propiedad se aporta una información fidedigna sobre los derechos de propiedad de cualquier bien. De manera complementaria, este procedimiento tiene relación con las deducciones fiscales sobre los inmuebles.

¿Qué hace un registrador?

Estos profesionales tienen una formación jurídica y ejercen sus funciones a través de unas oposiciones públicas. En su actividad diaria se llevan a término distintas tareas: recepción y clasificación de documentos públicos para garantizar su legalidad, revisión y rectificación de los datos de cada documento público, resolución de posibles dudas de los ciudadanos y petición de notas registrales a los solicitantes y a los profesionales del derecho.

Paralelamente, se revisa que la información recibida y emitida tenga todas las garantías jurídicas necesarias. Con estos procedimientos los ciudadanos tienen una constancia legal sobre sus propiedades.

Fotos: Fotolia - Sylverarts / Selma

 
 
 
Temas en Registro de la Propiedad
 

Redes Sociales