Definición ABC » Derecho » Proxenetismo

+

Definición de Proxenetismo

Si una persona decide libremente dedicarse a la prostitución, su actividad no se considera contraria a la ley. Sin embargo, si alguien obtiene un beneficio económico con el ejercicio de la prostitución de otra persona, está cometiendo un delito de proxenetismo. El individuo que promueve el comercio sexual de otras personas con el fin de lucrarse es un proxeneta.

En la mayoría de países el proxenetismo es perseguido por la ley, pues se considera una forma de explotación.

Un concepto que ha ido evolucionando a lo largo de la historia

En la Antigua Grecia el proxeneta era el hombre que se dedicaba a la intermediación en los negocios o al tráfico de esclavos. Podríamos decir que se trataba de un comisionista.

En la civilización romana el oficio de proxeneta se fue ampliando y comenzó a relacionarse con aquellos que se lucraban empleando a esclavas como prostitutas. En teoría esta actividad era castigada severamente por la ley, pero en la práctica las meretrices romanas podían ejercer su actividad con normalidad.

En la Edad Media el oficio de proxeneta era realizado normalmente por mujeres, quienes eran conocidas como alcahuetas. La actividad de la alcahueta consistía en poner en contacto a un hombre y una mujer a cambio de dinero. El personaje de la Celestina de "La tragicomedia de Calisto y Melibea" es un claro ejemplo de esta actividad.

Con el paso del tiempo surgieron nuevas figuras, como el chulo y la madame. El chulo, también conocido como macarra, protege a la prostituta de los clientes y a cambio recibe una gratificación. La madame es la mujer que organiza la actividad de un prostíbulo y, lógicamente, tiene una compensación económica por ello. En la actualidad el proxenetismo está relacionado con las mafias que se dedican al tráfico de mujeres.

El fenómeno de la prostitución

Se ha afirmado muchas veces que la prostitución es el oficio más antiguo del mundo. Su práctica siempre ha sido polémica. Por una parte, se trata de una actividad contraria a los criterios morales aceptados por la mayoría. Por otro lado, la prostitución se encuentra directamente relacionada con ciertos delitos, como el proxenetismo o la trata de personas.

Existen distintos planteamientos sobre este fenómeno. Para los prohibicionistas, es un mal social y, por lo tanto, quienes ejercen la prostitución deberían ser tratados como delincuentes. Hay posturas menos estrictas, pues se considera que la prostitución no debe prohibirse pero tampoco legalizarse y solo el proxenetismo tendría que considerarse como delito, ya que una persona se lucra con la actividad sexual de otra persona. Desde otra perspectiva, se propone regular la prostitución y considerarla como una actividad laboral como cualquier otra.

Foto: Fotolia - PanovA

 
 
 
Temas en Proxenetismo
 

Redes Sociales