Definición ABC » Derecho » Pro Bono

+

Definición de Pro Bono

Pro-BonoEl término pro bono hace alusión al trabajo altruista y desinteresado que pueden realizar los abogados en tareas de asesoramiento. Hay que tener en cuenta que el latinismo pro bono significa literalmente por el bien público.

El trabajo pro bono de una abogado o de un bufete de abogados está orientado a realizar gestiones jurídicas de manera gratuita para las personas o entidades que cumplen un principio fundamental: la imposibilidad de pagar los servicios legales de un profesional del derecho. Por otra parte, esta modalidad de asesoramiento está especialmente destinada a aquellas asociaciones sin ánimo de lucro que no tienen los recursos suficientes para pagar los trámites legales propios de su actividad. De esta manera, el trabajo pro bono pretende colaborar con aquellas asociaciones benéficas o filantrópicas para que puedan centrarse en su actividad hacia los más necesitados. Si estas entidades tuvieran que pagar los servicios de un abogado, una parte de sus escasos recursos dejaría de enfocarse hacia el objetivo primordial, la ayuda a los demás.

El altruismo como estrategia rentable para la sociedad

El profesional del derecho que orienta su actividad con esta dimensión altruista presta su ayuda legal de manera voluntaria y porque entiende que sus servicios tienen una dimensión pública. De esta manera, un abogado pro bono siente la obligación moral de colaborar con los más necesitados, de tal manera que una parte de su actividad no está sujeta a los parámetros estrictamente laborales y con criterios de rentabilidad económica.

El trabajo pro bono de un abogado nos recuerda a otras actividades similares (médicos que operan gratuitamente, bomberos que prestan sus servicios en países subdesarrollados o ingenieros que ayudan en la creación de infraestructuras en territorios sin recursos).

Pro-Bono-2En la actualidad la dimensión cooperativa y el carácter social de ciertas actividades voluntarias se enmarca dentro de un concepto, la responsabilidad social corporativa. Este nuevo término tiene un sentido evidente: la rentabilidad no puede establecerse exclusivamente con parámetros económicos y debe entenderse como un compromiso hacia los demás.

Imaginemos que un abogado asesora a una ONG que trabaja para la reinserción social de adolescentes en una zona marginal. La actividad pro bono de este abogado permite que su comunidad mejore en la integración de los adolescentes. Su acción es inicialmente altruista, pues no recibe un salario por su dedicación, pero es indudable que hay un beneficio: el abogado no solamente habrá ayudado al bien público sino que aquellos adolescentes que se han beneficiado de sus gestiones se convertirán en un vecino y no en una posible amenaza.

Foto: iStock - cnythzl / kupicoo

 
 
 
Temas en Pro Bono
 

Redes Sociales