Definición ABC » Derecho » Pederasta

+

Qué es Pederasta

Existen distintos tipos de delitos, uno de los más graves es la pederastia. Es decir, el abuso sexual a menores. Los casos de pederastas protagonizan noticias de sucesos. La pederastia es un delito castigado con pena de prisión. Este tipo de delito produce un gran impacto psicológico y vital en la víctima de abusos que en muchos casos, sufre en silencio el daño. No es sencillo evaluar el impacto que este delito tiene a nivel social puesto que en muchos casos se produce en un entorno de la esfera de lo privado.

En algunas ocasiones, el problema se produce en el marco familiar. ¿Qué tipo de delito puede enmarcarse en un caso de pederastia? El contacto físico con el menor o también, la instrumentalización del mismo como objeto de deseo sexual del agresor.

En ocasiones, la víctima nunca llega a denunciar el delito. En otros casos, lo hace cuando ya ha prescrito el mismo. El peligro de este delito es añadido ya que existe la posibilidad de que el pederasta vuelva a delinquir tras salir de prisión si no se ha rehabilitado.

Perfil de la víctima de abuso sexual

Los niños que todavía son más vulnerables ante este tipo de circunstancia son aquellos que por edad todavía no tienen la capacidad de poner palabras a aquello que les está ocurriendo. O también, aquellos que sufren algún tipo de discapacidad psíquica. También son más vulnerables los niños que han nacido en entornos desestructurados con graves carencias afectivas.

¿Cuáles son los motivos que llevan a la víctima a mantener en secreto esta circunstancia? En muchos casos, el pánico a las posibles represalias por parte del agresor. La vergüenza y la culpa es otro de los sentimientos habituales que experimenta la víctima que sufre incluso un cambio en su carácter como consecuencia del dolor que está padeciendo.

Síntomas emocionales del abuso sexual

El carácter de la víctima cambia y experimenta algunos de los siguientes síntomas: llanto frecuente, miedo a la soledad o a quedarse a solas con alguien en concreto, bajo rendimiento escolar, falta de apetito, tendencia al aislamiento social... En algunos casos, la víctima también teme el descrédito de su entorno al contar la información.

Con mucha frecuencia, se idealiza la infancia como sinónimo de bienestar y alegría. Sin embargo, la realidad es que en la niñez también pueden producirse episodios grises. Sin embargo, al ocultarlos, la pederastia se convierte en un tema tabú y casi invisible.

Fotos: Fotolia - Petr Bonek / goodmoments

 
 
 
Temas en Pederasta
 

Redes Sociales