Derecho » Nuda Propiedad

Definición de Nuda Propiedad

El término de esta entrada hay que ubicarlo en el ámbito del derecho y, más concretamente, en relación con la idea de propiedad.

Desde un punto de vista legal es posible hablar de dos tipos de propiedades: la propiedad plena y la nuda propiedad. Supongamos que alguien adquiere un bien concreto, un automóvil. Esta adquisición implica que el propietario del vehículo puede hacer lo que considere oportuno con él (no utilizarlo, manejarlo con normalidad, regalarlo a otra persona o venderlo con total libertad). En otras palabras, puede disponer del vehículo como considere conveniente porque la propiedad que se tiene sobre él es absoluta.

Por el contrario, cuando se adquiere un bien puede darse el caso de una autolimitación de su propiedad. Pongamos un ejemplo: compro una casa y para evitar en un futuro el pago del impuesto de sucesiones decido ponerla a nombre de mis hijos. Ante esta situación hipotética, podría incluir una cláusula en la escritura de la casa según la cual quien tiene derecho de uso de la casa sería yo mismo, aunque jurídicamente los propietarios sean mis hijos. Pues bien, en esta circunstancia se produciría la nuda propiedad.

La nuda propiedad es una limitación legal de la plena propiedad. Este aspecto legal es común en la mayoría de códigos civiles. Quien posee la nuda propiedad de algo se encuentra en situación de usufructuario, es decir, puede disfrutar de un bien aunque no sea su pleno propietario.

Relación entre usufructo y nuda propiedad

El usufructo permite disfrutar y disponer de un bien ajeno pero con la obligación de conservarlo adecuadamente. El usufructo puede constituirse a favor de una sola persona o más de una y en ambos casos puede tener un carácter temporal o vitalicio. En este sentido, el usufructo es la consecuencia de la nuda propiedad. Desde un punto de vista legal, para establecer la nuda propiedad es necesario un cálculo del valor del inmueble. Para ello se calcula el valor del inmueble (por ejemplo, una casa concreta) tomando como referencia los precios del mercado de alquileres y a ese valor se le debe restar el valor estimado del usufructo. De esta manera, el resultado final es el valor de la nuda propiedad. Esto significa que la valoración de la nuda propiedad no es libre sino que está condicionada por lo que establece el marco legal en vigor. En este sentido, en el derecho fiscal se especifican las reglas y procedimientos relacionados con la valoración de la nuda propiedad.

Por otra parte, también existen jurídicamente otras situaciones semejantes, concretamente el derecho de uso y el derecho de habitación.

Foto: iStock - Saklakova

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: noviembre. 2015 | URL: https://www.definicionabc.com/derecho/nuda-propiedad.php
 
 

Redes Sociales