Definición ABC » Derecho » Micromachismo

+

Definición de Micromachismo

No hay una única versión de las virtudes y debilidades humanas. En el caso del machismo, podemos distinguir dos modalidades generales: una es violenta, intolerante y claramente ofensiva contra las mujeres, mientras que otra es de menor intensidad y normalmente se presenta de manera casi imperceptible. En este último caso estamos hablando de micromachismo.

Rasgos generales del planteamiento machista

Quien tiene esta mentalidad considera que los hombres y las mujeres tienen roles distintos en la sociedad. El hombre con estos esquemas se ve a sí mismo como el cabeza de familia y esto le obliga a cumplir con un papel determinado en las relaciones de pareja: tener un protagonismo superior al de la mujer en relación con la actividad laboral y con el dinero, tomar las decisiones importantes en las cuestiones de pareja y no reconocer a la mujer en un plano de igualdad. El machista que no vive en pareja no deja de ser un machista y su actitud se puede proyectar sobre cualquier mujer.

El machismo, también conocido como androcentrismo, ha sido la ideología dominante en la historia de la humanidad. Esta forma de entender las relaciones humanas se ha proyectado y se proyecta en todos los ámbitos, como el trabajo, las relaciones personales, el deporte o la religión.

El micromachismo es sutil pero al mismo tiempo expresa una visión discriminatoria hacia la mujer

Al machista en pequeña escala se le puede identificar por algunos detalles: cuenta chistes de mal gusto sobre las mujeres, cree que ciertas actividades son impropias del sexo femenino, presupone que el jefe de una empresa importante tiene que ser un hombre y tiene una forma de comunicarse muy distinta si habla con un hombre o con una mujer. Estos micromachismos son sutiles, pero todavía están muy arraigados en el conjunto de la sociedad.

En el lenguaje cotidiano empleamos muchas expresiones relacionadas con este fenómeno social. Así, algo malo es un coñazo y algo bueno es cojonudo y ser un zorro es sinónimo de astuto y ser una zorra equivale a prostituta. En algunos casos no se necesitan de palabras, tal y como ocurre cuando un camarero presenta la cuenta al hombre y no a la mujer o las mujeres no pagan para entrar en las discotecas.

En cualquier de sus formas y variantes, estas manifestaciones trasmiten una idea de dominación masculina. No se trata de acciones deliberadas o con mala fe, sino que son tendencias automáticas y en gran medida inconscientes. A pesar de su invisibilidad, ponen de relieve que el machismo no es algo del pasado sino que todavía forma parte de la vida cotidiana.

Fotos: Fotolia - Nuvolanevicata / Focus Pocus LTD

 
 
 
Temas en Micromachismo
 

Redes Sociales