Definición ABC » Derecho » Mapa del Delito

+

Definición de Mapa del Delito

En la investigación de los delitos se emplean todo tipo de procedimientos científicos y tecnológicos, como la dactiloscopia, las técnicas de ADN o el denominado mapa del delito. Este concepto no se aplica normalmente a un delito concreto sino que se proyecta sobre el conjunto de acciones delictivas. De esta manera, los cuerpos policiales identifican las zonas donde se producen actos ilegales.

Este tipo de mapas tienen un doble objetivo: combatir y prevenir el crimen. Como es lógico, el formato de un mapa del delito en la actualidad se presenta en versión digital a través de un programa informático basado en un sistema de información geográfica.

Una herramienta cartográfica para mejorar la seguridad en las ciudades

La señalización de los crímenes en un espacio geográfico es realizada generalmente por las autoridades judiciales, las cuales proporcionan la información a la policía para que organice mejor su estrategia para combatir el crimen.

Las características básicas de cualquier mapa del delito son las siguientes: la representación de un área tal y como es en la realidad y una serie de datos complementarios (fotografías por satélite y imágenes aéreas a través de sistemas GPS). Así mismo, estas representaciones se pueden subdividir en áreas (por ejemplo, un mapa para cada tipo de delito).

Toda la información geográfica que se acumula se puede traducir en datos concretos sobre la criminalidad en un área. En este sentido, la policía determina que un área concreta es una zona conflictiva o "punto caliente", qué patrones geográficos tienen los criminales o qué zonas deben tener una mayor vigilancia.

Como en cualquier otro mapa, lo importante no es lo que aparece en él sino cómo se interpreta. Por este motivo, los cuerpos policiales tienen unidades especializadas para comprender los delitos en el contexto del marco geográfico. Hay que indicar que los analistas de estos mapas intepretan datos cuantitativos (por ejemplo, el número de robos de automóviles) y datos cualitativos (por ejemplo, el tipo de infractor).

Desde una perspectiva histórica

El uso de mapas para analizar problemas sociales no es un fenómeno reciente. De hecho, en el siglo XlX algunas enfermedades infecciosas fueron estudiadas mediante mapas, pues de esta manera se podía encontrar una conexión entre el espacio geográfico y la enfermedad (por ejemplo, hacia 1850 en la ciudad de Londres hubo numerosos casos de cólera y se pudo establecer un correlación entre los pozos de agua infectada y el desarrollo de la epidemia en la ciudad).

En la investigación policial actual los mapas en papel con chinchetas de colores están en vías de extinción. El mapa del delito como herramienta policial se empezó a utilizar a partir de la década de 1960 y con los posteriores avances tecnológicos se desarrolló el software para digitalizar la información geográfica.

Foto: Fotolia - bagotaj

 
 
 
Temas en Mapa del Delito
 

Redes Sociales