Derecho » Ley Ordinaria

Definición de Ley Ordinaria

En el ordenamiento jurídico de la mayoría de países existen distintos tipos de leyes. La denominada ley ordinaria es aquella en la que no hay trámites especiales para su aprobación.

Supone ser una norma de rango legal que requiere de una tramitación sencilla para su promulgación definitiva. Por encima de las leyes ordinarias existen leyes de carácter general, es decir, leyes orgánicas.

El procedimiento general para elaborar una ley ordinaria

La aprobación de una ley ordinaria presenta distintas etapas: una iniciativa, una discusión, una sanción y finalmente una promulgación.

La propuesta de una ley ordinaria se inicia normalmente en las cámaras del poder legislativo, es decir, el conjunto de representantes del pueblo. Por otro lado, el presidente de una nación suele tener la facultad para proponer este tipo de leyes. En algunos casos, los tribunales supremos o la iniciativa popular también tienen la posibilidad de impulsar este tipo de norma legal.

Una vez iniciada su tramitación, el proyecto de ley ordinaria tiene que ser debatido artículo por artículo por los miembros del parlamento de una nación a través de una comisión especializada.

Cuando ya se ha pactado el contenido de la ley ordinaria, esta tiene que ser sancionada, es decir, debe ser aprobada por los representantes de la soberanía popular.

Finalmente, la ley ordinaria deberá ser promulgada en el boletín oficial del estado para que pueda ser cumplida. Dicha promulgación incorpora la firma de la máxima autoridad de una nación.

Diferencias entre leyes orgánicas y leyes ordinarias

Las leyes son aprobadas por los parlamentos nacionales. Las leyes orgánicas son aquellas que se refieren a los derechos fundamentales y a las libertades públicas y normalmente están recogidas en el texto constitucional de una nación. Para ser aprobadas, las leyes orgánicas requieren generalmente de una mayoría absoluta de las cámaras de representantes. En cambio, las leyes ordinarias, son todas aquellas que pueden ser aprobadas por una mayoría simple, como por ejemplo la ley de presupuestos, leyes de tipo fiscal o aquellas que están relacionadas con el enjuiciamiento civil.

Una ley ordinaria no puede modificar el contenido de una ley orgánica, ya que entre ambas hay un principio de jerarquía. Por otra parte, toda ley ordinaria desarrolla contenidos ya establecidos en una ley orgánica.

En síntesis, las leyes orgánicas tienen un carácter estructural en el marco jurídico y las leyes ordinarias se plantean para afrontar situaciones concretas y que no afectan a los fundamentos del estado.

Foto: Fotolia - Valerii Zan

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: septiembre. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/derecho/ley-ordinaria.php
 
Temas en Ley Ordinaria
 

Redes Sociales