Derecho » Juicio

Definición de Juicio

La palabra juicio es un término de uso extendido en nuestro idioma y que admite varias referencias.

Procedimiento jurídico en el cual un tribunal o juez resuelven un conflicto entre partes, administrando justicia a través de la reglamentación vigente

En el ámbito del derecho, sin dudas, la referencia más popular, el juicio consiste en una discusión jurídica entre las partes intervinientes y cuya difusión y resolución se somete al conocimiento de un juez o tribunal, capacitado especialmente para resolver sobre la cuestión.

O sea, en un juicio, básicamente, se resuelve un conflicto entre partes que presentan intereses contrapuestos.

Cada parte será representada por un letrado que tendrá la misión de conseguir que la posición de su defendido sea reconocida por sobre la de la otra parte.

Mientras tanto, el juez o tribunal, es quien tiene la potestad de definir cuál de las dos partes es la que se haya dentro de la ley o norma.

Una vez que escucha a cada parte, a los testigos, y aprecia pruebas, dictará una sentencia.

El juicio es uno de los procedimientos más antiguos en materia de administración de justicia en una comunidad y que se ha mantenido vigente a través del tiempo.

El ser humano, siempre, ha estado ocupado y preocupado por la materia de la justicia, en buscarla justamente cuando la situación así lo demande y ello llevó a la creación de este tipo de mecanismos que a priori garantizan la administración de la justicia cuando se produce un ilícito.

La necesidad de la justicia ha estado siempre presente, pero claro, la sociedad de hoy no es la misma de ayer, y por caso con la normal evolución que ha habido también ha ido cambiando y mejorándose los procedimientos de administración de justicia y sus principales actores sociales.

De todos modos, el objetivo siempre ha sido el mismo en este aspecto: lograr la justicia.

En la actualidad, en las sociedades democráticas, hay un poder que es el encargado de este aspecto, el poder judicial, que debe ser independiente respecto de los otros dos poderes del estado: ejecutivo y legislativo.

Y esto es así porque puede ser que le toque administrar justicia a instancias de los otros dos poderes y eso demandará su absoluta independencia en relación a los otros dos, eso será su garantía.

El poder judicial administrará la justicia aplicando las leyes y la reglamentación vigentes, que fueran oportunamente sancionadas por el poder legislativo.

Los jueces y los tribunales son los funcionarios en quienes recae esta responsabilidad de administrar justicia de manera conforme.

En tanto, será a través de un juicio justo que se podrá afirmar que en una causa se administró satisfactoriamente la justicia, de lo contrario, hablaremos lamentablemente de injusticia, algo que también ocurre de manera corriente y lamentable cuando los jueces no gozan de la independencia mencionada.

Precisamente esa independencia que ostente el poder judicial será un indicador fiable del nivel de libertad que exista en una sociedad.

En los regímenes totalitarios o dictatoriales esto no existe ni mucho menos porque el poder judicial y el poder legislativo están cooptados por el ejecutivo.

Facultad del entendimiento que permite el discernimiento

Por otra parte, la palabra juicio también la empleamos para denominar a la facultad de nuestro entendimiento que es capaz de discernir y de valorar cuestiones.

Valoración u opinión

También, el juicio es una valoración, una opinión, que se vierte acerca de situaciones o de hechos.

Las mismas pueden causar en los otros aprobación, o bien desacuerdo. “A mi juicio no te hicieron bien la coloración del cabello.”

Asimismo, al juicio se lo considera una facultad propia de nuestra alma a través de la cual es posible discernir entre lo bueno y lo malo y entre aquello que es falso y lo que no lo es.

Salud mental

En tanto, en el lenguaje coloquial, la palabra juicio se usa para expresar la salud mental, la cordura y la sensatez que dispone una persona al actuar y comportarse en su vida, mientras tanto, este sentido del término se opone al de locura, que es aquel estado de la razón en el cual existe una pérdida o un deterioro de las facultades mentales.

Por caso es que solemos expresar y escuchar muchísimo en la vida cotidiana que tal o cual han perdido el juicio, cuando realizan alguna acción que escapa de la normalidad o sensatez.

Una expresión muy común en este sentido es la de estar alguien en su sano juicio y que usamos cuando se quiere expresar que un individuo se halla en facultades mentales coherentes para actuar conforme.

 
 
Autor: Florencia Ucha | Sitio: Definición ABC | Fecha: abril. 2013 | URL: https://www.definicionabc.com/derecho/juicio.php
 
Temas en Juicio
 

Redes Sociales