Derecho » Juego Responsable

Definición de Juego Responsable

Los distintos juegos de azar en los que hay premios económicos constituyen una forma de entrenamiento. Al mismo tiempo, se trata de una actividad estimulante porque ofrece la opción de obtener ganancias económicas millonarias. Sin embargo, la inclinación descontrolada hacia el juego puede desembocar en una conducta ludópata.

Como cualquier otra actividad, la participación en los juegos de azar tiene dos enfoques posibles, el responsable o el irresponsable.

En el juego responsable hay dos protagonistas: el propio jugador, y la entidad que administradora

Con el fin de evitar la ludopatía los propios jugadores pueden adoptar una actitud preventiva basada en el autodominio y en la responsabilidad. Algunas de las recomendaciones en este sentido son las siguientes: prever de manera anticipada la cantidad de dinero que se va a gastar, controlar el tiempo que se destina al juego, asumir con normalidad que perder forma parte del propio juego, no emplear el presupuesto destinado a las necesidades básicas, evitar jugar bajo la influencia de las drogas o del alcohol y no plantear el juego como una forma de evasión para olvidar otros problemas.

Una empresa o entidad dedicada a los juegos de azar también puede adoptar una postura responsable. Algunas de las posibles medidas son las siguientes: prohibir la participación a menores de edad o a las personas incapacitadas, no fomentar los sistemas de apuestas que sean potencialmente adictivos, realizar campañas informativas para concienciar a la población sobre los peligros asociados al juego y no recurrir a técnicas de publicidad de tipo engañoso.

La ludopatía es una enfermedad

El ludópata no tiene un control sobre el juego y no puede reprimir su conducta adictiva. Se considera que alguien tiene esta adicción cuando juega de manera compulsiva. En otras palabras, cuando su inclinación es irrefrenable. La ludopatía es una adicción de tipo comportamental, pues la conducta impulsiva del jugador consiste en realizar una acción de manera repetitiva, tal y como sucede con la adicción a las compras o al sexo.

El juego adquiere una categoría patológica cuando el individuo no tiene un control eficiente sobre el impulso que le lleva a jugar. Cuando esto sucede se desencadenan unas consecuencias muy negativas: la quiebra económica, la necesidad de robar o engañar para seguir jugando, la adquisición de deudas, la ruptura de las relaciones personales, etc.

Como en otras adicciones, en esta la persona afectada no suele reconocer su problema o bien sigue jugando con la falsa esperanza de recuperar el dinero perdido. Al igual que sucede con el alcohol o las drogas, existen instituciones que ayudan a rehabilitar a personas adictas a los juegos de azar.

Foto Fotolia: Lukas Gojda

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: febrero. 2019 | URL: https://www.definicionabc.com/derecho/juego-responsable.php
 
 

Redes Sociales