Derecho » Hijo Bastardo

Definición de Hijo Bastardo

Se habla de hijo bastardo en dos sentidos diferentes. En primer lugar, es el hijo nacido de una unión ilícita, normalmente al margen del matrimonio. Por otra parte, también hace referencia a un hijo de padre desconocido. En cualquier caso, se utiliza normalmente de una manera despectiva o directamente como un insulto muy ofensivo.

El uso en la actualidad

Hoy en día la condición de bastardo no está recogida en las leyes y tampoco tiene importancia socialmente. Desde un punto de vista legal se emplea el término hijos extramatrimoniales, pues es una forma menos ofensiva. No existe, por otro lado, una condena social hacia aquellas personas de padres desconocidos o cuyos padres no han contraído matrimonio.

Si bien la etiqueta hijo extramatrimonial ha sustituido a la de hijo bastardo, es evidente que si un individuo tiene sobre él esta denominación es posible que tenga algún tipo de problema emocional, pues la figura del padre no está presente en su vida y esto genera en ocasiones una cierta frustración.

Desde el punto de vista legal, los hijos fuera del matrimonio pueden representar algún problema relacionado con herencias o con pensiones alimenticias. Sin embargo, si un padre reconoce su paternidad a través de unas pruebas de ADN, no existen consecuencias legales para su hijo, pues tiene exactamente los mismos derechos que si fuera un hijo dentro del matrimonio.

En el pasado

Durante siglos se ha hecho una clara distinción entre aquellos hijos que estaban reconocidos socialmente y los que no. Los primeros son conocidos como legítimos, es decir, dentro del marco legal y social establecido. En otras palabras, se entendía que el hijo era legítimo si sus padres se habían casado y reconocían al hijo como propio. De lo contrario, todo hijo que hubiera nacido al margen de la institución matrimonial o como consecuencia de adulterio, se convertía en un hijo bastardo.

Los hijos bastardos han tenido históricamente un estigma social por muchos motivos. En primer lugar, porque el matrimonio era la única vía virtuosa y legítima para tener hijos. En segundo lugar, porque la infidelidad y el adulterio eran pecados muy graves y con consecuencias sociales y jurídicas.

En la tradición monárquica de todos los tiempos y en la mayoría de dinastías se han producido casos de hijos ilegítimos. Esta situación era bastante común, pues los monarcas tenían que contraer matrimonio con personas de sangre real y no con alguien que hubieran elegido con plena libertad.

Fotos: Fotolia - dero2084 / Visions-AD

 
 
Autor: Javier Navarro | Sitio: Definición ABC | Fecha: diciembre. 2017 | URL: https://www.definicionabc.com/derecho/hijo-bastardo.php
 
 

Redes Sociales