Definición ABC » Derecho » Garante

+

Definición de Garante

Garante-confianza-garantia-legalSe entiende por garantía aquello que da seguridad para que algo ocurra. Por lo tanto, el garante de algo es la persona o la cosa que permite asegurar algo en algún sentido. Así, si pensamos en la policía esta institución actúa como garante del orden. Un menor de edad puede necesitar de un adulto para ciertos trámites (por ejemplo uno de sus padres) para que le permita hacer una operación financiera y en este caso el padre o la madre serían sus garantes.

En algunos conflictos o enfrentamientos para que las partes implicadas puedan dialogar puede ser necesaria la intervención de un tercero, el garente, quien actuaría como mediador para asegurar la buena marcha del diálogo. De esta manera, el garante es quien tiene la función de defender o proteger algo. En consecuencia, la ausencia de un garante puede impedir el correcto funcionamiento de una operación o de cualquier otra circunstancia.

El garante en el ámbito legal

Si una persona no tiene el reconocimiento legal para cumplir con sus obligaciones, la ley contempla que tenga que recurrir a un garante. Esto es lo que sucede en relación con los menores de edad o con las personas incapacitadas por enfermedad mental. En estos casos, el garante se convierte en la persona que respalda al que no ofrece garantías por algún motivo. Desde un punto de vista legal, el garante es la persona responsable que debe velar por los intereses de otra.

En general, el garante está obligado a cumplir con una serie de obligaciones y esta circunstancia es aplicable igualmente al ámbito comercial. Así, el vendedor actúa como garante, un producto determinado va acompañado de un periodo de garantía o se contempla un servicio técnico para que el consumidor tenga una garantía a la hora de comprar un producto o un servicio.

El avalista como garante

Un aval es una garantía según la cual una persona se compromete a pagar un crédito, un alquiler o a devolver una deuda contraída. El aval más común es la nómina, pero en muchas ocasiones esta garantía no es suficiente y se recurre a otra clase de avales. Hay dos tipos de avales: los personales y los bancarios.

Normalmente en los avales personales, los avalistas que actúan como garantes son amigos o familiares que responden por otros. Este tipo de avales son los más frecuentes, pues son sencillos y no hace falta que el avalista reciba ninguna compensación. En otras circunstancias, puede ser necesario un aval bancario (por ejemplo, para alquilar un local comercial), para lo cual se solicita una cantidad de dinero equivalente a cuatro o cinco mensualidades y en este caso el garante es el banco de la persona que paga el alquiler del local comercial.

Fotos: iStock - lovro77 / Boarding1Now

 
 
 
Temas en Garante
 

Redes Sociales