Derecho » Formación Cívica y Ética

Qué es Formación Cívica y Ética

El conocimiento humano abarca diferentes dimensiones. Por una parte, existen los saberes teóricos, como la física, la matemática o la química. Algunas disciplinas se basan en el aprendizaje de destrezas y habilidades prácticas, tal y como sucede con algunos oficios manuales. También existen saberes cuyo objetivo es la evasión intelectual y el deleite estético, como la literatura, la música o la pintura.

Al margen de estos conocimientos, el ser humano necesita aprender principios y valores éticos que faciliten la convivencia. Para lograr este objetivo hay una formación específica, la cual se centra en la promoción del civismo y el sentido ético de la existencia.

El civismo

En toda sociedad hay un conjunto de normas relacionadas con el comportamiento cívico. Entre las más conocidas podemos destacar las siguientes: saludar con cortesía, pedir las cosas de manera educada, escuchar a los demás, ofrecer nuestra ayuda a quien pueda necesitarla y respetar los códigos de buena conducta.

Todas estas cuestiones se aprenden en la familia y en el aula. Sin una formación adecuada en este sentido, el comportamiento individual y colectivo es extremadamente problemático.

Principios y valores éticos fundamentales

En todas las culturas se enseñan una serie de principios éticos. Como norma general, todos hemos aprendido que no hay que decir mentiras, que es necesario ser justos y que hemos de distinguir entre el bien y el mal.

Así mismo, en la escuela y en la vida familiar aprendemos a identificar aquellos valores humanos que son necesarios para convivir armoniosamente en sociedad, como la tolerancia, la no violencia, el altruismo o la caridad.

La asignatura de formación cívica y ética

En la mayoría de planes de estudios hay una asignatura específica relacionada con todo aquello que favorece la vida en sociedad. Lo importante en este tipo de materias es que el profesor plantee algunos conceptos fundamentales para que los alumnos puedan interiorizar un criterio personal sobre todo tipo de asuntos.

En los programas de esta asignatura los alumnos se enfrentan a cuestiones que afectan a todos los órdenes de la vida.

En otras palabras, profesor y alumno dialogan y reflexionan sobre los temas esenciales de la condición humana: qué es la justicia, por qué hay que respetar las leyes, qué es la libertad o qué significa la responsabilidad individual.

Este tipo de formación lleva implícito una serie de beneficios para el conjunto de una sociedad. El fenómeno de la corrupción política, los actos de violencia callejera o la discriminación de género pueden ser combatidos con un adecuado aprendizaje en normas cívicas y valores éticos.

Foto: Fotolia - Icruci

Autor: Javier Navarro | +CITAR
 
 
 
Temas en Formación Cívica y Ética
 

Redes Sociales