Definición ABC » Derecho » Derecho de petición

+

Definición de Derecho de petición

El Derecho de petición forma parte de algunas de las garantías constitucionales dentro del marco de una carta magna o constitución. Esta garantía permite que las personas puedan realizar alguna pregunta o petición a un organismo del estado y esperar una pronta respuesta sobre la misma.

En algunos países se considera que cualquier actuación que una persona desarrolla ante la administración pública se debe estimar como un Derecho de petición. Esta particularidad es relevante, pues implica que ya no es necesario invocar el Derecho de petición explícito para que sea reconocido como tal. También hay que indicar, que no todas las peticiones tienen el mismo rango, ya que en la legislación se suele contemplar las peticiones con atención prioritaria en casos de urgencia.

Tipos de Derecho de petición

La regulación del Derecho de petición se desarrolla a través de una ley específica. El Derecho de petición tiene tres variantes posibles: petición de información, de quejas y reclamaciones y de consultas. Cada una de ellas tiene un número de días determinado para que el ciudadano obtenga una respuesta concreta del organismo receptor de la petición.

Si atendemos a la finalidad del Derecho de petición, puede ser de interés general (un colectivo que presenta una queja) o de interés particular (un ciudadano que realiza una consulta).

Presentación de una petición

En cuanto al mecanismo administrativo, el más común es presentar una copia al organismo al que se dirige la petición y otra copia para el interesado como prueba de la cuestión planteada. Es necesario indicar en el encabezamiento del escrito a quién va dirigido, es decir, la autoridad que debe dar una respuesta. Por otra parte, en el encabezamiento se debe especificar el asunto con la mayor brevedad y precisión posible.

Así como los datos personales de quien interpone el derecho de petición. En la solicitud del escrito debe indicarse qué se solicita (por ejemplo, solicito copia de mi historia clínica o un certificado de estudios).

Es conveniente sustentar o apoyar la petición en alguna motivación concreta (por ejemplo, si alguien necesita ser operado tiene sentido solicitar un expediente médico). Puede resultar necesario acompañar la petición con alguna información complementaria o pruebas que justifiquen la propia solicitud. Para concluir la petición conviene indicar que se espera una respuesta a la misma y algún formalismo de despedida, así como la firma personal al final del documento.

Una singularidad técnica del Derecho de petición en los últimos años es la posibilidad de presentar una petición online con plena validez administrativa.

Fotos: iStock - edwardolive / maselkoo99

 
 
 
Temas en Derecho de petición
 

Redes Sociales