Derecho » Defraudar

Definición de Defraudar

Uno de los usos sumamente frecuentes de este concepto nos permite referir el despojo, acompañado por el abuso de confianza, padecido por un individuo, un grupo, una asociación, una entidad, entre otros, de aquello que les es propio. “Mi primo nos defraudó una cantidad millonaria de dinero y eso ciertamente terminó con la unidad familiar.”

Cuando una persona despoja a otra de sus bienes a través de un abuso de confianza

Normalmente, este sentido es usado para referirse a aquellas estafas que llevan a cabo personas contra otras, en las que una de las partes, la que defrauda, le arrebata con engaños y trampas, a otra, sus bienes o parte de ellos.

Dinero, pertenencias personales, bienes inmuebles, son algunos objetivos de la defraudación.

Un delito que debe ser castigado

Cabe destacar, que el de defraudar resulta ser un delito que afecta directamente a la propiedad y al patrimonio de las personas y por tanto es que el mismo se halla especialmente tipificado en las legislaciones; entonces, su práctica, se encuentra prohibida y en caso de sucederse implicará un cargo que dependerá de la gravedad de la situación.

En este sentido, defraudar, implicará siempre el engaño sistemático, así, quien defrauda, por ejemplo, logrará que le otorguen un determinado bien a partir de una simulación, un engaño, especialmente preparados, que normalmente promete la entrega de algo, a cambio de aquella propiedad o bien que se entregó.

Esquivar de manera engañosa el pago de un impuesto

Por otra parte, defraudar supone el esquivar de modo tramposo el pago de algo, por ejemplo los impuestos.

La mencionada manera de defraudar resulta ser una práctica sumamente frecuente en casi todos los países del mundo, en tanto, para contrarrestarla, es que el estado suele disponer de organismos de contralor que se ocupan de vigilar que tal situación no prospere, o en caso de haberse sucedido, se ocupará de implementar los castigos pertinentes.

Atentar contra la confianza que alguien tenía depositada en otro por llevar a cabo una acción irresponsable

Y en el lenguaje corriente, cuando se habla de defraudar, se estará mayormente haciendo referencia a la acción de anular la confianza y las creencias que alguien tenía depositadas en nosotros o en determinada cuestión que se produciría sin inconvenientes.

Esta manera de defraudar es sumamente común en las relaciones interpersonales y por tanto es en donde mayormente se produce. “No sabes cuánto lamento haber defraudado tus esperanzas de verme recibida.

Es una acción típicamente humana la de defraudar, por supuesto que no se trata de algo positivo ni encomiable, claro está, poro es parte de la naturaleza humana, sin dudas.

En muchos casos suele ser una inclinación permanente de las personas, que no puede evitarse, forma parte de su naturaleza, y en algunos casos puede ser consciente o inconsciente.

Y también es posible que se defraude a alguien que se quiere, o con quien se mantiene una relación cercana, pero sin proponérselo, o sea, sin la voluntad explícita de hacerlo.

Esto puede ejemplificarse con por ejemplo llevar a cabo una acción que defrauda a otro, porque no se esperaba que hagamos eso, pero sucede, se produce el daño, pero sin que haya existido un propósito premeditado de causar un malestar en esa persona.

Como consecuencia, esta situación suele desembocar en escenarios de desengaños graves que experimentan aquellas personas que habían depositado confianza y esperanzas en algo o alguien, y ante esa acción defraudadora, indefectiblemente, perderán la confianza de inmediato y ello terminará perjudicando o resintiendo una relación, hasta en los casos más extremos, la termina por cortar definitivamente.

Muchas amistades, relaciones interpersonales, finalizan luego que alguien se siente defraudada en algún aspecto.

El quiebra de la confianza resiente relaciones

La confianza es una cuestión muy valorada en nuestra cultura, obviamente entre aquellas personas probas especialmente, pero también en general, y por eso es que cuando alguien atenta contra ella se producen consecuencias desagradables para quien se siente defraudado en su confianza.

La confianza se construye a través de acciones concretas y directas que la van consolidando.

Ahora bien, cuando se quiebra es difícil reconstruirla, como ya señalamos, sin embargo, si entre las personas implicadas hay amor y necesidad de superar esa situación es posible olvidar el mal trago, y empezar de cero, renovando la confianza.

 
 
Autor: Florencia Ucha | Sitio: Definición ABC | Fecha: abril. 2012 | URL: https://www.definicionabc.com/derecho/defraudar.php
 
Temas en Defraudar
 

Redes Sociales