Definición ABC » Derecho » Daños y Perjuicios

+

Daños y Perjuicios - Definición, Concepto y Qué es

Los dos términos que analizamos se presentan unidos con frecuencia en la terminología jurídica. Se entiende por daños cualquier menoscabo que se padece como consecuencia de la acción de otra persona, mientras que el perjuicio se refiere a la ganancia lícita que uno deja de obtener o los gastos que uno tiene como consecuencia por la acción u omisión de otra persona.

Un caso hipotético

Supongamos que un individuo posee un taxi y se gana la vida como taxista. Por otra parte, otra persona choca con el taxi en un accidente y el automóvil se queda averiado. En esta circunstancia, los daños serían los gastos necesarios para reparar el vehículo y los perjuicios serían las ganancias que el taxista ha dejado de percibir como consecuencia del accidente que ha padecido. En este caso, se produce un daño acompañado de un perjuicio, lo cual sucede con frecuencia y por este motivo ambos conceptos suelen ir unidos.

Las indemnizaciones por daños y perjuicios tienen un propósito reparador

Cuando alguien tiene que pagar una indemnización por los daños y perjuicios que ha causado a otra persona, hay que entender la indemnización no como un castigo o una sanción, pues legalmente se considera que se trata de un mecanismo de reparación.

Solamente se contempla una posible indemnización si es posible demostrar un daño y un perjuicio determinado, pues de lo contrario desaparece la responsabilidad civil. Como es lógico, sin daño no se puede hablar de ninguna responsabilidad civil.

El concepto de daño puede entenderse en varios sentidos: el causado por un accidente de tráfico, el que se provoca por una mala praxis médica o el daño que produce el estado por una intervención incorrecta. Por este motivo, en el mundo jurídico se habla del derecho de daños. En este sentido, uno de los problemas técnicos más habituales es el cálculo matemático de lo que puede valer una vida humana cuando un daño es el causante del fallecimiento de alguien (por ejemplo, un error de un cirujano que provoca la muerte de alguien y esta circunstancia acaba en los tribunales con una reclamación de daños y perjuicios).

Obligaciones, negligencias y daños y perjuicios

En las relaciones jurídicas se establecen obligaciones, por ejemplo las que se recogen en un contrato laboral o en cualquier otro acuerdo pactado. Si una obligación no es respetada se produce una negligencia.

Si alguien incumple una obligación legal su acción negligente puede desembocar en una reclamación por daños y perjuicios. En la práctica, el problema reside en demostrar que se ha producido una negligencia.

Fotos: Fotolia - Arkela / Last Word

 
 
 
Temas en Daños y Perjuicios
 

Redes Sociales