Definición ABC » Derecho » Concesión

+

Definición de Concesión

Concederle algo a alguien

En su sentido más amplio el término concesión refiere a la acción y resultado de concederle algo a alguien.
Cuando alguien le concede algo a otro, casi siempre implicará recular en una decisión que se haya tomado oportunamente, por ejemplo.

Si alguien se da cuenta que en determinada cuestión se equivocó, o tuvo una decisión errada, entonces, podrá subsanar ese error concediéndole algún beneficio, derecho, a aquel al que perjudicó en ese hecho.
También la concesión que alguien decida pueda estar motivada en la decisión de flexibilizar alguna postura limite, aunque, normalmente se procede a dar una concesión x, para evitar problemas, discusiones, pero se deja en claro la postura que se tiene y que esa concesión se da para agilizar o ayudar en alguna situación x que lo demanda. “Por hoy hago la concesión que salgas con tus amigos, pero mañana y pasado te quedas en casa para estudiar para el examen”.

Contrato otorgado por el gobierno a empresas para que gestionen espacios o bienes públicos

Por otra parte, una concesión también resulta ser el contrato a través del cual el gobierno les otorga a empresas, o en su defecto a particulares, la gestión y explotación de determinados bienes públicos. “La empresa francesa ha ganado la concesión para gestionar la mina”.

Conforme se fue extendiendo el modelo económico neoliberal por el mundo entero, buena parte de las empresas públicas, especialmente aquellas deficitarias, fueron concesionadas a empresas privadas, en un paso anterior a su privatización con el objetivo de probar su funcionamiento en condiciones privadas.

El objetivo de la concesión será la administración de los bienes públicos, mediante el uso, explotación, construcción de obras, entre otras alternativas, de los bienes que son de dominio público del gobierno de turno para de este modo proporcionarles a los ciudadanos servicios considerados esenciales para su bienestar, tales como la luz, el gas, el teléfono, la depuración de aguas residuales, entre otros.

El control de las concesiones públicas dependerá de las comisiones de servicios públicos que son creadas con la única misión de proteger la seguridad de las personas y de las propiedades; el porqué de una regulación se debe a que la empresa concesionaria crea una suerte de monopolio y entonces al no haber una libre competencia será necesario establecerla mediante normas para asegurarle a los consumidores un servicio bueno y barato.

Este tipo de acción puede ser una buena opción para aquellas administraciones públicas que no cuentan con recursos y condiciones propias para poder explotar determinados espacios públicos, entonces, recurrir a un privado que garantice poder cubrir las demandas y necesidades es una buenísima alternativa para cumplir con el ciudadano, y además, el estado, se verá retribuido por la empresa y ese dinero podrá destinarse a desarrollar y solventar áreas sensibles.

Abandono de una idea u opinión

También, la palabra concesión suele emplearse cuando se quiere dar cuenta del abandono de una posición ideológica, de una opinión o de una actitud que se mantenía. “Si bien Laura es permeable, respecto de la venta de su inmueble, no está dispuesta a hacer ningún tipo de concesión”.

Economía: contrato que una empresa suscribe con otro

A instancias de la Economía una concesión resulta ser el contrato que una empresa suscribe con otra o bien con un particular, otorgándole a este último el derecho de vender y administrar sus productos en unas determinadas condiciones que se convendrán. “La concesión de nuestro negocio en la costa durante el verano fue un éxito rotundo”.

Figura retórica: ofrecer un argumento encubierto

Y finalmente la concesión es una figura retórica de uso frecuente por parte de los autores, escritores, que consiste en la simulación por la que se defiende una opinión contraria a la que se quiere defender en la realidad. La misión con ella es aportarle mayor credibilidad a los argumentos empleados.
O sea, ofrece un argumento encubierto, usa una frase que para que se la comprenda deberá ser contextualizada porque el verdadero significado es contrario al que se piensa a simple vista.

Para aportarle más fuerza los autores la acompañan de una gran ironía y picardía, así se le ofrecen más herramientas al público o lector para que la pueda comprender y decodificar efectivamente, o sea, demanda de una posición activa por parte del receptor para poder descubrirla efectivamente, poder reconocer ese mensaje oculto que nos quiso transmitir el autor en cuestión.

 
 
 
Temas en Concesión
 

Redes Sociales